Varios ayuntamientos piden la mejora de la carretera que une Morga y Mungia

2013/02/04

Opinan que su estado de conservación “no es idóneo” y requiere una ampliación

IÑIGO ALBERDI -DEIA|

Los ayuntamientos de Errigoiti, Morga, Arrieta y Fruiz han solicitado a la Diputación de Bizkaia que lleve a cabo obras de rehabilitación en el vial foral que conecta las mencionadas localidades con Mungia. En su opinión, su estado de conservación así como sus características, requieren de una ampliación y adecuación para satisfacer las necesidades de los usuarios que, cada vez en mayor número, transitan por el vial BI-2121.

La mencionada carretera soporta un gran volumen de tráfico, cuyo número está en continuo crecimiento, tanto de vehículos particulares como de transporte pesado. “En los últimos cinco años el tráfico ha aumentado en torno a un 300%”, calculan los solicitantes. La conexión con el corredor del Txorierri en Mungia, que le acerca tanto al aeropuerto, al puerto como al Bilbao Metropolitano, hace que sean muchos los automovilistas que eligen este camino de la red secundaria en lugar de atravesar el alto de Autzagane.

Asimismo, el vial señalado es utilizado y disfrutado por un gran número de aficionados al ciclismo dada su calificación como vía de tráfico preferente para ciclistas. “Entre primavera y otoño son muchos los ciclistas que circulan por allí, sobre todo durante los fines de semana, y la convivencia entre ellos y los vehículos se hace muy complicada, dado que hay muchos tramos que carecen de arcén. No cumple los requisitos para ciclistas”, recuerdan desde los ayuntamientos solicitantes.

Por todo ello, los regidores municipales estiman que las características y estado de conservación de la vía no son las más idóneas para soportar este nivel de tráfico creciente, lo cual conlleva un empeoramiento progresivo del nivel de seguridad vial. De hecho, además de las citadas carencias -a las que habría que incluir varias curvas peligrosas-, las lluvias del mes pasado han originado nuevas grietas en la calzada debido a desprendimientos de los terrenos sobre los que se asienta.

SINTONÍA Los alcaldes de los cuatro ayuntamientos se reunieron el pasado mes de septiembre con representantes forales para trasladarles su preocupación por el estado del vial, y recibieron una respuesta satisfactoria. “Tenemos una gran sintonía entre nosotros y sabemos que el departamento es conocedor de la situación”, desvelaron.

De hecho, el organismo foral está a punto de dar por concluidas las obras de adecuación y ampliación de esa misma carretera a la altura de la rotonda para dirigirse a Gamiz, Fika y Arrieta. “Les solicitamos que ejecuten esas mejoras en todo el tramo correspondiente a los municipios que representamos; hasta el alto de Gerekiz”, detallaron.