Urdaibai: reserva de praderas marinas

2013/03/04

Un estudio de Azti-Tecnalia refleja que esta especie se extiende en 17,2 hectáreas del estuario del Oka

IMANOL FRADUA -DEIA|

Son unos grandes desconocidos, pese a ser unos aliados fundamentales para la biodiversidad de los estuarios. Urdaibai es una de las zonas costeras en las que las praderas marinas -zostera noltii- se despliegan con mayor amplitud. Un total de 17,2 hectáreas de la Reserva de la Biosfera albergan esta planta intermareal que, principalmente, se localiza en Arketa, San Cristóbal y Kanala, y que supone el 87% de la superficie total ocupada por esta especie en la CAV, según un estudio recientemente publicado por Azti-Tecnalia que ha analizado la evolución de su distribución entre 2008 y 2012.

No exenta de la necesidad de planes para reforzar la conservación de este planta marina -que no alga-, un programa compartido por la Agencia Vasca del Agua, URA, y el centro tecnológico busca proteger estos enclaves básicos para la vida en los estuarios. En ello están actualmente los investigadores del centro tecnológico especializado en investigación marina y alimentaria. Su última aportación ha sido un estudio para detallar la cartografía de la zostera noltii en la CAV, que ha reflejado su actual situación con una comparativa con el estado de hace cuatro años.

Solo tres de los 12 estuarios vascos albergan la pradera marina intermareal, que está incluida en el catálogo de Especies Amenazadas del País Vasco como especie en peligro de extinción por su escasez y vulnerabilidad. Esa situación, además, “eleva aún más el interés por su estudio y conservación”, incide el estudio. Se trata de Urdaibai, Lea y Txingudi, con 17,97 hectáreas en conjunto, y todos ellos espacios con diferentes rangos de protección natural. Pero es en la Reserva de la Biosfera donde mayor espacio ocupan, y con amplia mayoría. Concretamente, y según datos recabados por los especialistas de Azti-Tecnalia, lo hace en 1,04 hectáreas en Kanala, 0,55 hectáreas en Arketa, y en su mayor proporción -15,6 hectáreas- en San Cristóbal.

Sin embargo, los investigadores han señalado que esta especie vegetal solo ha experimentado un ligero aumento en Kanala -apenas 0,12 hectáreas-, con sendas disminuciones en los otros dos emplazamientos analizados en Busturialdea. El cómputo general de su comparativa entre 2008 y 2012 en la ría del Oka es, por lo tanto, negativo: la especie ha desaparecido en 1,8 hectáreas en total, si bien el distinto nivel de detalle de los análisis efectuados en 2012 y en 2008 también ha podido haber influido en la ejecución de este balance final.

CONSERVACIÓN Aún así, los investigadores no tildan esta tendencia a la baja en Urdaibai, y en el conjunto de los estuarios vascos, como una situación alarmante. Así lo señala Joxe Mikel Garmendia, impulsor del estudio sobre la cartografía de las praderas marinas presentes en la CAV. “Es una especie dinámica, muy cambiante. Y más en el área de Urdaibai, donde otros aspectos como la hidrodinámica del propio Oka o la presión de las actividades humanas también son aspectos fundamentales”, incide. El estudio, además, ha retratado el estado de una especie vegetal para la que “Urdaibai es una zona fundamental”. De hecho, de la Reserva de la Biosfera han salido algunos sedimentos con ejemplares de zostera noltii para transplantarlos en enclaves como la zona de Junkera del estuario del Butroe, en Plentzia, en una prueba piloto efectuada el pasado año.

También consideran “clave” continuar con los planes de mantenimiento de esta especie intermareal que da cobijo a una amplia variedad de peces y crustáceos. “Tenemos que darnos cuenta de que las praderas marinas son parte indispensable en la ecología de los estuarios”, detalla, “y que cumple con múltiples funciones beneficiosas para el medio ambiente”.

Tanto es así que el equipo investigador de Azti-Tecnalia recomienda que, además de que se puedan realizar análisis anuales sobre la extensión de las praderas marinas en Euskadi, se lleven a cabo “campañas de sensibilización y concienciación ambiental para velar por su conservación” de esta especie protegida que, a su vez, también sirve para proteger la biodiversidad del ecosistema estuarino.

las claves

· En la CAV. Tres estuarios albergan praderas marinas. Son Urdaibai, Lea y Txingudi, con 17,9 hectáreas en conjunto. No obstante, la Reserva de la Biosfera es su principal emplazamiento, con 17,2 hectáreas del estuario del Oka ocupadas.

· En Urdaibai. Según datos de Azti-Tecnalia, la ‘zostera noltii’ se ubica en una hectárea en Kanala, 0,5 hectáreas en Arketa, y en su mayor proporción -15,6 hectáreas- en San Cristóbal. Esta especie vegetal intermareal ha retrocedido en 1,8 hectáreas en cuatro años.