Urdaibai encauza su abastecimiento

2013/12/09

DEIA| URA redactará un Plan de Acción Territorial para poder garantizar el suministro de agua en el futuro.

La Agencia Vasca del Agua, URA, lidera a las tres instituciones que, de forma conjunta, darán pasos en la redacción del Plan de Acción Territorial (PAT) del abastecimiento de agua de Busturialdea. La cuenca de la ría de Urdaibai, que en períodos de estiaje ha padecido restricciones puntuales en el suministro, contaría a partir del año próximo con un instrumento de gestión que establecerá las obras a ejecutar para garantizar el suministro y el mantenimiento de los caudales ecológicos de los recursos hídricos. La Diputación Foral de Bizkaia y el Consorcio de Aguas comarcal, junto a la agencia dependiente del Gobierno vasco, podrían firmar en pocas semanas un convenio de colaboración que encauzará el PAT.

Además de cumplir las determinaciones del Plan Rector de Uso y Gestión -el PRUG, actualmente en periodo de actualización por parte del Gobierno vasco- de Urdaibai, el plan de acción deberá contemplar múltiples aspectos. Entre ellos destacaría la elaboración de planes de manejo y programas previstos en la normativa base de la Reserva de la Biosfera y otros que resulten necesarios, la calificación como suelo de sistemas de los terrenos a ocupar por las obras y las áreas de protección provisionales, la definición de las obras a realizar -con el grado de precisión de anteproyecto en todas ellas-, las normas de delimitación de las zonas definidas de protección de las infraestructuras y dos estudios complementarios. Serían los correspondientes a la evaluación del impacto ambiental del programa de actuaciones y un análisis económico-financiero de las etapas a cumplir.

Pese a que aún faltan por firmar el acuerdo que las entidades implicadas vienen negociando meses atrás, todo indica que la dotación económica para llevar a cabo el PAT de abastecimiento podría alcanzar los 200.000 euros, de los que URA -entidad adscrita al Departamento de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio- abonaría el 50% del total, mientras que la Diputación vizcaina se haría cargo del 35% y el Consorcio de Aguas de Busturialdea, otro 15%.

De la misma forma, las tres instituciones conformarían una comisión de seguimiento del acuerdo compuesta por seis representantes, dos por cada entidad pública participante. Una vez redactado el plan de acción comarcal, este deberá ser analizado por el Patronato de Urdaibai, organismo que deberá de dar el visto bueno definitivo a las actuaciones ideadas. Con una tramitación administrativa compleja, ello podría conllevar que el PAT de abastecimiento no entrase en vigor, al menos, hasta 2015.

DIFICULTADES DE SUMINISTRO El problema del suministro, lejos de ser un asunto anecdótico cuando a la falta de lluvias se le une un incremento en la demanda del agua en verano, es un asunto que Urdaibai debe cerrar para evitar problemas venideros. Al menos, así lo señalaba el Plan Hidrológico Vasco elaborado en 2012 que reveló la existencia de dificultades para asegurar el abastecimiento de la comarca en un horizonte temporal no tan lejano.

“Los sistemas de abastecimiento de la cuenca del Oka -que vertebra la zona- presentan, en condiciones de sequía, problemas severos de garantía, que, asimismo, van acompañados de incumplimientos en el régimen de caudales ecológicos mínimos”, detallaba el análisis realizado durante el pasado año. Aseguraba, incluso, que “el sistema de explotación del Oka no es suficiente para garantizar las demandas existentes y mantener el régimen de caudales ecológicos” para un hipotético escenario en 2027.

Con una media de 2,4 millones de metros cúbicos de consumo doméstico anual -y 644.000 industriales- estimada para dentro de una década, Busturialdea también cuenta con un inconveniente añadido, según el plan hidrológico. Se trata del “elevado riesgo de contaminación de algunas de las principales tomas”, como es el caso del acuífero Gernika.

Tildada de “actuación urgente”, la primera de las medidas de choque diseñadas por el estudio hidrológico podría ser la construcción de una balsa de regulación proyectada en la zona de Ganbe, en Munitibar. “Ello permitiría el abandono de los pozos acuíferos de Gernika”, detalla el informe redactado por la Agencia Vasca del Agua, si bien reconoce que “resultaría insuficiente para compatibilizar la garantía de abastecimiento con el mantenimiento de caudal ecológico aguas debajo”. Sería, por lo tanto, un parche de emergencia.

Una vez estudiados sus recursos subterráneos en la década de los noventa y acometidas “las obras de regulación posibles, y ya descartadas las regulaciones de recursos superficiales en el interior de la Reserva de la Biosfera”, las soluciones “pasan por la incorporación de recursos externos, sean superficiales o subterráneos”. Las alternativas barajadas incluyen recurrir a los caudales “procedentes del acuífero Oiz y del sistema Zadorra”.

Es decir, las alternativas pasarían por abastecerse del agua situada en el subsuelo del monte que une la comarca y Lea Artibai o bien traerla a través de una conexión a las conducciones de la red del embalse ubicado en Araba del que el Consorcio de Aguas de Bilbao Bizkaia capta, en un 90%, su agua.

La cifra

· Instituciones implicadas. Además de la Agencia Vasca del Agua, URA, participarían la Diputación Foral y el Consorcio de Aguas de Busturialdea.

· Presupuesto estimado. El convenio apunta que el coste de la redacción del Plan de Acción Territorial (PAT) de abastecimiento de Urdaibai podría rondar los 200.000 euros.

· Contenido previsto. Entre otros aspectos, el PAT definiría las obras a realizar y contaría con los estudios de evaluación del impacto ambiental y el análisis económico-financiero de las etapas a cumplir.

50%

· A cargo de URA. La Agencia Vasca del Agua financiaría la mitad del plan, la Diputación Foral de Bizkaia el 35% y el Consorcio el 15% restante.