UNA SENDA PEATONAL CONECTA KORTEZUBI Y GERNIKA POR EL ALTO ESTUARIO DE URDAIBAI

2013/06/10

DEIA-Iñigo Alberdi|

LAKUA ANUNCIA QUE A FINALES DE AÑO UN VIADUCTO UNIRA AMBAS MARGENES DE LA RIA.

Una pasarela de palafito de madera, bordeando la marisma de la ría entre carrizales, que lleva desde Enderika hasta el núcleo de Kortezubi es, desde esta semana, uno de los paseos más atractivos que se pueden encontrar junto al cauce del río Oka. Sin embargo, tan solo se trata de la actuación más llamativa entre las que ha llevado a cabo el departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno vasco para poner en valor el Estuario Superior de Urdaibai, aunque no es la única, ni será la última.

De hecho, el nuevo itinerario, es tan solo uno de los tramos del recorrido que comunica los núcleos urbanos de Gernika-Lumo y Kortezubi a través del alto estuario, y completa la adecuación de los caminos en ambas márgenes de la ría que Lakua está habilitando para conectar los núcleos de todo este área de Urdaibai “impulsando una movilidad lenta y sostenible a través de viales peatonales y ciclables”, señalaron responsables de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

El recorrido fue inaugurado el pasado miércoles, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, con la presencia de la Consejera de Medio Ambiente, Ana Oregi. La responsable del área destacó los trabajos realizados “en la recuperación ambiental y puesta en valor del estuario superior de la ría de Oka, coordinados por la oficina técnica de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai”. De hecho, la actuación tiene dos vertientes: la social y la medioambiental. Así, mientras la primera ofrece una red de recorridos e impulsa el turismo, la segunda permite la recuperación de ecosistemas y procesos fluviales en una zona que supone un soporte para la flora y la fauna del área protegida.

“Nuestra dirección de Medio Natural y Planificación Ambiental del Gobierno vasco ha recuperado para el público en general y los habitantes de la zona -añadió Oregi- el camino que comunicaba originariamente los núcleos urbanos de Gernika-Lumo y Kortezubi, a través de los barrios de Enderika y Barrutibaso”.

El camino parte del barrio Errenteria y recorre el camino de la margen derecha del corte de la ría hasta la zona de Barrutibaso, desde donde el camino discurre sobre la muna que permite disfrutar del ecosistema natural restaurado de la laguna de Barrutibaso hasta el barrio de Enderika. En este punto, el camino se bifurca en dos: por un lado, vuelve hacia Gernika por un camino recuperado recientemente por el Ayuntamiento de Kortezubi; y por otro, el camino asciende hasta la ermita de San Esteban y desciende de nuevo a través de unas escaleras adaptadas hasta las marismas. A partir de este punto es donde un palafito de madera recorre el borde de la marisma de la ría entre carrizales hasta el núcleo de Kortezubi.

De esta manera, los regidores también buscan regularizar el uso público de la zona, sirviendo de reclamo a los paseantes y evitando que se internen en lugares sensibles en los que puedan importunar a los seres vivos que utilizan ese hábitat. “Es una zona de transición entre las aguas dulces y salobres, muy escaso y dinámico, donde hay más almejas, gusanas… y donde las aves acuden a comer y reproducirse, las más pequeñas anidan…”, recordaron los técnicos.

Unión de ambas márgenes Por ese motivo, está previsto que antes de finalizar el año se construya una pasarela que unirá ambas márgenes de la ría, permitiendo, gracias a ella, que los viandantes puedan llegar hasta Murueta a través del camino de Urbieta, eliminando la posibilidad de hacerlo por la margen derecha del canal de la ría -construido en 1923-, donde hay un mayor valor natural.

Esta es una de las actuaciones que aún resta por concluir del proyecto de vías ciclables y peatonales que unirán los núcleos de Forua, Kortezubi, Gautegiz Arteaga y Murueta, y que estará finalizado también para finales de 2013. Se trata de cortos tramos en Barrutia, Barrutibaso y de conexiones entre el núcleo de Kortezubi y el Urdaibai Bird Center, así como el extremo del paseo de Urbieta, en Murueta, y la tejera.

Desde que se pusiera en marcha este proyecto en el año 2010 se han destinado 1.175.000 euros en diversas adecuaciones en la zona, como la retirada de cables de alta tensión, la restauración silvícola del área, la delimitación de los accesos a este área de especial valor medioambiental o la colocación de panelítica y señalítica que permitirá al visitante conocer el patrimonio natural y cultural del estuario superior de la ría.