Tejas por el suelo en Bermeo

2013/01/29

LOS BOMBEROS VUELVEN A ACTUAR EN UN BLOQUE DE PISOS TASADOS EN SAN MARTÍN

I. FRADUA -DEIA|

UNA dotación de bomberos actuó ayer a mediodía en Bermeo. Lo hizo para conocer el estado en el que se encontraba la cubierta de un bloque de viviendas tasadas municipales de San Martín del que, por efecto del fuerte viento, se desprendieron un buen número de tejas. “Los bomberos vienen otra vez”, indica una de las vecinas que relata que “dos semanas antes” se enfrentaron a un suceso similar.

Al lugar también se acercaron técnicos municipales y de Beruala, y efectivos de la Policía Local. In situ se cercioraron de que “habían llovido tejas” de la cubierta, como explicó una vecina. El Ayuntamiento aseguró ayer que “se está redactando una orden de ejecución de contrata para que se limpien los faldones y se hagan las obras necesarias”. Operarios municipales también instalaron un vallado de seguridad por las fachadas este, oeste y sur de un edificio cuya construcción fue impulsada desde la sociedad pública Beruala -dependiente del Consistorio costero- que en su corta vida acumula un “largo historial de fallos”, tal y como denunciaron ayer los vecinos.

Sorteadas en junio de 2010 y construidas en un año, en el bloque de 19 viviendas viven 13 familias. Aunque sus habitantes se han topado con un sinfín de problemas desde el momento en el que, tras varios contratiempos previos por otras cuestiones, escrituraron sus viviendas. Era febrero de 2012.

Tantos han sido los problemas que “la paciencia se nos está agotando”, denuncia esta vecina, debido a la “larga lista de desperfectos” de los pisos. “Ventanas, persianas, humedades en el garaje -abierto hace tres semanas-… Pero también están mal los acabados”. Les resulta “inconcebible” que una vivienda de tan reciente construcción “tenga tantos fallos”, relatan. “La lista es kilométrica”, evidencian.

La caída de las tejas que padecieron ayer ha sido el enésimo capítulo para los vecinos de este bloque de San Martín que se muestran, además, “hartos del trato recibido” cuando han acudido a las administraciones implicadas. “Solo queremos vivir tranquilos”, zanjan.