Murueta ampliará el bidegorri para mejorar la seguridad

2013/02/26
El acceso al vial, que parte desde la curva de Kantale en Forua hasta el Ayuntamiento de la localidad, resulta «muy peligroso» 
EL CORREO-MAIKA SALGUERO|
El Ayuntamiento de Murueta ampliará el bidegorri que une la localidad con Forua para garantizar la seguridad de ciclistas y peatones. El itinerario de 3,5 kilómetros que la Diputación acondicionó en 2007 resulta «muy peligroso» debido a que el fin de trazado queda en tierra de nadie y los transeúntes «deben cruzar la carretera para continuar por la acera, con el riesgo de atropello que supone», denunciaron los usuarios.

Antes de que suceda cualquier incidente, el Ejecutivo local se ha puesto en contacto con la Diputación para transmitirle «la alta peligrosidad» de esta vía compartida por peatones y ciclistas, para entre todos dar una solución a un itinerario que presta un servicio comarcal. Como primer paso, la Administración local se ha puesto manos a la obra y habilitará un enlace en una zona más segura.
Junto con un equipo de expertos del plan foral de bidegorris de Bizkaia, el Consistorio analiza el terreno por dónde discurrirá la futura conexión que limitará con Busturia. «El firme de propiedad municipal por dónde tenemos intención de construir el paso es bastante inestable. Barajamos varias posibilidades pero serán los técnicos quienes decidan el recorrido», adelantó el alcalde, Javier Ondarza.
Área de descanso
Una vez solucionado el problema del acceso, la Corporación aprovechará la obra para crear en esta parcela municipal un área de descanso y mejorar la incorporación a la Casa Consistorial y al hotel situado en las inmediaciones.
La actuación, que el Ayuntamiento considera una «prioridad», puede ser incluida en los presupuestos forales de este año. «Vamos a insistir en el carácter urgente del proyecto y esperamos que la institución foral nos apoye para que podamos ejecutar el vial en 2014. Sin embargo, de momento esta es una intención, pero no existen fechas ni presupuestos», reconoció el primer edil. Queda pendiente una solución en el otro extremo del bidegorri, a la altura de la curva de Kantale, en Forua.
Los usuarios han mostrado su satisfacción por la decisión adoptada ya que este circuito es muy frecuentado por familias con niños que no tienen más remedio que atravesar la calzada, por donde diariamente circulan cientos de vehículos, para poder acceder al bidegorri. Aunque muchos ciclistas evitan esta opción más segura y se arriesgan utilizando la calzada para sus desplazamientos. «Ahora deben aplicar la misma medida en Forua y sería ideal que esta comarca contara con un bidegorri desde Gernika a Bermeo», propusieron. Una actuación en este sentido «contribuiría, además, a aumentar el número de ciclistas y a normalizar el uso de la bici», añadieron.