Morga planea abrir servicios locales de peluquería, podología y masajista

2012/11/28

El Consistorio pretende ubicarlos en la antigua casa del maestro de Andra Mari

IMANOL FRADUA -DEIA|

Especialmente dirigidos a los mayores, pero abiertos a cualquier morgatarra que lo necesite, el Consistorio ha anunciado que espera obtener una subvención para poder poner en marcha unos servicios municipales diferentes a los que se prestan habitualmente. Al igual que lo hace Ibarrangelu desde hace algunos años, la administración local apostará por ubicar una peluquería, un masajista y un podólogo en la planta baja del edificio de la antigua casa del maestro del casco urbano de Andra Mari.

Tal y como apuntaron desde el Ayuntamiento liderado por el primer edil jeltzale Arkaitz Villa, la apuesta pasa “por facilitar a sus vecinos el acceso a servicios sin que estos tengan que salir del pueblo”. No en vano, los morgatarras deben desplazarse a municipios como Gernika-Lumo, o incluso hasta Galdakao, si desean obtener ese tipo de servicios, que no existen en su propia localidad. Se trata de “dar respuesta a las necesidades de los morgatarras, especialmente de los mayores”, según incidieron fuentes municipales.

Y los gestores locales confían en poder instalar los gabinetes de masaje y podología, además de la peluquería municipal -funcionarían durante varios días a la semana, dependiendo de las necesidades de los vecinos-, mediante la obtención de una subvención del programa Erein -de ayuda y promoción de zonas rurales- del Gobierno vasco. En concreto, la ayuda solicitada a Lakua asciende hasta los 100.782 euros, que sería la cantidad “necesaria” para acondicionar un local del edificio de la antigua casa del maestro de Andra Mari y ubicar allí, junto a la botica, las instalaciones. La respuesta a esta petición de ayuda económica de Morga podría llegar en breves fechas.

EN UN EDIFICIO Villa señaló que “de obtener la ayuda solicitada”, el Consistorio trataría de activar el proceso con la mayor celeridad posible. No en vano, buscan poner en marcha las obras de acondicionamiento de la planta baja del edificio de la antigua Casa del Maestro “antes de finales de año”. Estas labores, asimismo, permitirían centralizar diversos servicios para los morgatarras “en un único edificio”, aseveró.

De la misma forma, el inmueble del barrio de Andra Mari, “que fue parcialmente renovado para abrir allí la que es la primera botica del municipio”, también podría acoger una sala multiusos en la segunda planta.