Los caracoles ganan peso en un mercado de Gernika con escasez de público debido a la lluvia

2012/11/27

EL CORREO-MAIKA SALGUERO|

Las adversas condiciones meteorológicas retrajo ayer a la clientela de un mercado de Gernika, que en las últimas semanas no atraviesa por su mejor momento en cuanto a clientela y variedad de género se refiere. Destacó la presencia de los caracoles, a 15 euros el kilo, que coparon la mayoría de los puestos. «Conforme se va acercando la Navidad hay más demanda», admitieron las vendedoras.

Esta semana en los puestos faltaban los preciados hongos, que con la bajada de las temperaturas comienzan a escasear en los montes de la zona. Sólo un productor exhibió algunos ejemplares de sisa hori y de lamperna, a doce euros el kilo. Los últimos tomates de temporada se cotizaron entre 1,50 y 2 el kilo, según el tamaño. El puerro se ofertó a 2,50 la txorta, las primeras berzas y la calabaza a 2 el kilo, mientras que la acelga a 1,50. La alubia guerniquesa sigue en los 15 euros el kilo, aunque en algunos puestos se pudo adquirir también a 12.
Por lo que respecta al apartado de fruta, los kiwis pequeños se vendieron a un euro el kilo, mientras que la pera Imperial osciló entre los 20 y los 30 euros la docena. Las nueces y las avellanas, poco demandadas, se pagaron a cuatro euros el kilo.