LOS AFECTADOS POR EL INCENDIO DE BERMEO NO PAGARÁN IBI NI IAE

2013/04/24

DEIA-  J. Fernández|

En diez días, la Diputación ha acondicionado  y cedido 22 hogares dignos en la villa marinera.

Los compromisos adquiridos con carácter de urgencia por la Diputación Foral de Bizkaia para auxiliar a las decenas de personas afectadas por el grave incendio que desmanteló parte del casco histórico de Bermeo y para atender a las peticiones de asistencia por parte del Ayuntamiento han sido concretados en tiempo récord. Así las cosas, ese paquete de ayudas incluye el perdónde la Hacienda Foral de las cuotas del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) de 2013 que afecten a viviendas, establecimientos industriales y mercantiles, garajes, locales de trabajo y similares así como las actividades ejercidas por negocios dañados por el incendio.

“El coste será soportado directamente por la Diputación; si bien en los casos en que ambos impuestos ya hayan sido sufragados los afectados podrán solicitar su devolución”, indicó el diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, quien hizo un balance de las actuaciones emprendidas desde ese trágico día 11. Por ejemplo, de las 35 viviendas forales puestas a disposición de los afectados que perdieron su vivienda, son ya 22 los pisos entregados a las familias que así lo solicitaron. “Es un hogar digno para poder seguir la vida con la mínima normalidad después de la tragedia”, describió.

Asimismo, y a través del Departamento Foral de Medio Ambiente, se ha concluido ya la recepción y tratamiento de 600 toneladas de escombros de la zona cero que han sido depositadas en los vertederos de Igorre (550) y Jata (50). Por otra parte, el Departamento de Acción Social tiene ya desde la semana pasada a tres profesionales que desarrollan labores de seguimiento y atención psicológica individualizada dentro de cada unidad familiar afectada.

Flexibilidad Asimismo, el Departamento de Presidencia mantiene una estrecha coordinación con el Ayuntamiento bermeotarra para atender las necesidades y requerimientos tanto a nivel municipal como a nivel individual de los vecinos damnificados. Fue, precisamente, Unai Rementeria, titular de esta cartera y portavoz de la institución foral, quien concretó el contenido del nuevo decreto foral normativo para la puesta en marcha urgente de varias medidas fiscales con las que flexibilizar y facilitar los pagos de las obligaciones tributarias de esas familias afectadas entre las que se encuentran las exenciones en las cuotas del IBI y del IAE.

Así, los contribuyentes del IRPF que ejerzan actividades económicas y que hayan resultado afectados por el siniestro “no estarán obligados a autoliquidar e ingresar en Hacienda los pagos que procediere en su caso efectuar. Asimismo, se van a conceder reducciones de módulos en IRPF e IVA y aplazamientos de deudas tributarias, sin garantía ni intereses de demora, hasta el 25 de junio de 2014″, apostilló Rementeria.

Por otro lado, CaixaBank ha activado una serie de ayudas para clientes afectados por el incendio y que tengan dificultades para afrontar el pago de su crédito. Así, prevé aplicar un período de carencia que permita “reducir temporalmente” el pago de la cuota; aplicar la cláusula de espera en aquellos que tengan contratada la modalidad de hipoteca abierta, y también incluye el estudio de nuevos créditos. La entidad ha recaudado 3.400 euros para ayudar a los afectados.