LAKUA PODRIA INICIAR EN SEPTIEMBRE LAS OBRAS EN MATXITXAKO

2013/07/22

DEIA- Imanol Fradua|

Pretende reactivar el proyecto del observatorio de cetáceos y aves, que ya ha sufrido serias demoras

El Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno vasco no ha dejado guardado en un cajón el proyecto para la construcción del observatorio de aves y cetáceos de Matxitxako. Tras diversos contratiempos en años anteriores que han motivado retrasos en su habilitación, finalmente, los trabajos para acondicionar el espacio naturalístico podrían comenzar tras el verano. “Si todo marcha correctamente, comenzaremos las obras en septiembre”, señalaron fuentes del Ejecutivo gasteiztarra. El mirador, que estará ubicado en un edificio en forma de media luna junto al faro bermeano, servirá para acoger a aficionados de la naturaleza.

A pesar de que los anteriores responsables del Gobierno vasco anunciaran su puesta en funcionamiento para esta pasada primavera, lo cierto es que las obras del punto de observación de fauna marina no pudieron arrancar. La inestabilidad del terreno sobre el que se asentará -un estudio geotécnico en el área de 128 metros cuadrados sobre el que se asentarán las futuras instalaciones- motivó una readaptación del proyecto durante el pasado año. Una nueva cimentación a base de micropilotes resultaba necesaria.

A esta situación, además, se le unió la “incorporación de la carpintería y la aprobación del nuevo tipo impositivo del IVA”, explicaron fuentes de Lakua a comienzos de año. Ello supuso un incremento de un presupuesto, que en tiempos anteriores a la aparición de los problemas se llegó a cifrar el torno a los 180.000 euros. Además, dispondría de una ejecución de cuatro meses, según fijó el proyecto constructivo.

Pese a las dificultades, el Gobierno vasco, que cuenta con la coordinación de la oficina técnica de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, parece no haber dejado aparcado el proyecto durante los últimos meses. Tanto es así que el Departamento liderado por Ana Oregi presentó recientemente un proyecto al Consistorio de Bermeo, además de pedir una modificación de la licencia de obra. Los trámites para la cesión por un plazo de 20 años del terreno anexo a la torre de sirenas del antiguo faro por parte de la Autoridad Portuaria de Bilbao -de quien depende la gestión- fueron satisfechos sin problemas con anterioridad.

Divulgación y turismo El mirador cubierto es una actuación que se persigue desde 2004, año en el que se encarga el primer proyecto. Incluso se volvió a retomar en distintas épocas posteriores, tanto en 2006 como en 2010. Y es que el cabo bermeano presenta una gran afluencia de científicos y aficionados para el estudio y observación de aves marinas y cetáceos, ya que ofrece unas condiciones óptimas por su situación geográfica. Así, podría ser un espacio ideal para llevar a cabo “actividades de carácter divulgativo o, en su caso, turístico, contribuyendo con ello a los objetivos” de la zona natural, valoraron a comienzos de año desde Lakua.