La rehabilitación del Ayuntamiento de Bermeo tras el incendio de abril costará más de 800.000 euros

2013/12/03

EL CORREO| El Ejecutivo de la villa marinera (Bildu) apremia a la Diputación para que «conceda cuanto antes la ayuda prometida» y el edificio esté listo en 2016 

La rehabilitación integral del Ayuntamiento de Bermeo por los importante daños sufridos tras el devastador incendio registrado el pasado 11 de abril en el casco viejo de la villa marinera rondará los 800.000 euros. Las llamas, que alcanzaron el tejado del edificio, provocaron también la «graves» problemas de inestabilidad en el suelo de madera de los tres pisos, circunstancia que obligó al traslado inmediato de los servicios municipales a la Casa Social y de la Cultura de la localidad.

El proyecto de obra cuenta con un plazo de ejecución de aproximadamente dos años, por lo que los responsables municipales estiman que de iniciarse los trabajos el año que viene, el nuevo Ayuntamiento «podría entrar en funcionamiento para el ejercicio de 2016». La alcaldesa, Idurre Bideguren, no obstante, insiste en la necesidad de recibir cuanto antes la ayuda que la Diputación «se comprometió a darnos los días posteriores al incendio en concepto de imprevistos o lo que se denomina como gastos sobrevenidos para recomponer el edificio». Sin esa financiación, «Bermeo estará condenado a seguir sin Ayuntamiento durante 20 años más», aseguró la primera edil bermeotarra.

La villa marinera continúa también a la espera de la confirmación de otras ayudas, ya que tras el incendio solicitaron que el área afectada fuera declarada zona catastrófica, «teniendo en cuenta los graves daños que ha sufrido». El Gobierno central solicitó información para tomar una decisión al respecto, tanto al Consistorio como a los vecinos afectados, «por lo que confiamos que, finalmente, esa declaración se produzca», destacó Bideguren. El casco viejo de Bermeo sufrió la madrugada del pasado día 11 de abril el incendio urbano más grave registrado en las últimas tres décadas en Bizkaia. Once edificios de la calle Nardiz tar Jon, además de la Casa Consistorial situada en la plaza Sabino Arana fueron pasto de las llamas.

72 familias afectadas

Como consecuencia del trágico suceso, en total de 72 familias perdieron sus hogares y más de una veintena de ellas fueron realojadas las viviendas forales situadas en el bario San Martín de la localidad. La Diputación decidió prorrogar, además, la estancia en los pisos hasta fin de año. Entre tanto, se estudia la situación personas de cada familia y su patrimonio para determinar «si puede continuar en las casas de cara al año que viene o si se les da opción de alquiler o compra», detallaron.

Además, el Ayuntamiento aprobó conceder ayudas económicas para financiar los impuestos derivados de las obras a realizar en los edificios afectados por el incendio. De esta manera, los damnificados recibirán subvenciones para sufragar el Impuesto de Construcción, Instalación y Obras (ICO), la tasa de licencia urbanística y la tasa de ocupación de suelo público.