La población venida de países extranjeros se estanca en Urdaibai

2013/01/29

EL NÚMERO DE INMIGRANTES EMPADRONADOS DECAE HASTA LAS 2.173 PERSONAS TRAS AÑOS DE INCREMENTOS

IMANOL FRADUA -DEIA|

Pese a que la tasa de inmigrantes empadronados sigue manteniéndose inalterable en el 7,6%, la cifra de personas venidas de otros países se ha estancado en Busturialdea tras experimentar varios años de incremento. Según el estudio de la Mancomunidad de Servicios Sociales en los 17 municipios de Urdaibai -todos salvo Bermeo- están inscritas 2.173 personas de un colectivo que, principalmente, está conformado por rumanos y se centra en Gernika-Lumo. De hecho, la localidad foral es el principal municipio receptor, ocupando estas personas el 10% de su censo.

Pese al cambio de la tendencia alcista de los últimos años -a excepción, eso sí, de 2010-, Busturialdea sin embargo cuenta con un porcentaje de extranjeros superior al de Bizkaia -6,5%- y la CAV -6,9%-, pero inferior al estatal -12,1%-. La reducción de los extranjeros censados en un año ha sido de solo dos personas, un dato que “contrasta con el de 2011, año en que la población inmigrante aumentó en 200 personas”, han citado.

Es más, estos datos reflejan “un regreso a la tendencia ligeramente decreciente iniciada en 2010, cuando se registró un leve descenso en el empadronamiento de personas de otros países”, sentencian desde la entidad mancomunada. Y, si bien la comunidad rumana se ha visto reducida en el último año, continúan siendo amplia mayoría en Urdaibai con 1.041 personas inscritas. Les siguen, y a mucha distancia, los argentinos, marroquíes, brasileños, bolivianos y argelinos (saharauis); grupos que no sobrepasan el centenar.

Lo que queda claramente reflejado es que la inmigración es un fenómeno reciente en Busturialdea, ya que la tasa de residentes extranjeros alcanzaba el 4,6% en 2006, mientras que esa cifra ha ascendido en tres puntos porcentuales siete años después. Para muestra un botón: Gernika-Lumo, que sigue siendo el municipio que concentra al colectivo de personas venidas de países foráneos -siete de cada diez viven en la localidad foral-, ha visto doblada su cifra de extranjeros desde 2005. Ha pasado de 802 a 1.705 personas en ocho años. A la cabecera de la comarca le siguen Mundaka, Gautegiz Arteaga, Forua y Busturia.

Pero si el espacio temporal se abre a las dos últimas décadas, la Mancomunidad de Busturialdea indica que “la población extranjera empadronada en la comarca se multiplica por trece, pasando de 164 a 2.173 personas, desde 1996 hasta enero de 2013″.

“El 42% de los nuevos empadronados proceden de otros municipios vizcaínos”, mientras otro 38% vienen directamente desde sus países de origen. “La población extranjera se sitúa en la franja de los 18 a los 39 años y el 17,4% tiene menos de 18 años”, concluye el estudio.

las claves

· Siete de cada cien, extranjeros. En los 17 municipios de la Mancomunidad de Servicios Sociales de Busturialdea están empadronadas 2.173 personas de otros países, un 7,6% de su población total.

· Tendencia alcista estancada. El colectivo ha experimentado un leve descenso que contrasta con los crecimientos acumulados desde 2006. Los rumanos son amplia mayoría.