LA NUEVA PLAZA QUE ACOGERA LA RESTAURADA CRUZ DE ERREMENTERIA ESTARA ACABADA A FINALES DE JULIO

2013/06/21

 

DEIA- Iñigo Alberdi|

LA REPARACION DE LA ESCULTURA DEL SIGLO XV HA SIDO COSTEADA POR TELEFONICA

Una nueva plazuela está siendo habilitada en el cruce de Errenteria con Ajangiz, con el objetivo de acondicionar un espacio más apropiado y resguardado para la emblemática cruz de Errenteria. La ampliación de la acera junto al edificio de Argatxa, hasta lograr una explanada semicircular de 250 metros cuadrados y hasta 9,14 metros de anchura, estará terminada para finales del mes de julio.

Además de lograr un espacio más amplio junto al edificio -también se ensanchará varios centímetros hacia la calle San Bartolomé-, la acción está encaminada a resguardar la cruz de Errenteria, del siglo XV, que fue derribada en noviembre del 2011 en su anterior ubicación en medio del cruce por un camión tras arrastrar el cableado de Telefónica, que se encontraba realizando labores de mantenimiento.

La nueva plaza permitirá que la histórica cruz esté más resguardada que en su anterior ubicación, en mitad de la intersección

“La flecha o caída del cable con respecto a la altura a la que estaba anclado no era la reglamentaria en ese momento”, especificó el primer edil gernikarra, José María Gorroño. Es por ello que los 36.024 euros de coste que ha tenido la restauración de la histórica pieza han debido ser sufragados en su totalidad por la empresa de telecomunicaciones.

La escultura ha sido restaurada en un taller de la localidad, y solo una de las partes de la columna ha debido de ser sustituida ya que, al tratarse de piedra arenisca, el destrozo ocasionado en la caída no ha podido ser recompuesto. El resto de las piezas, incluidas las que componían el círculo de la base -que se colocarán rodeadas de una zona ajardinada- serán las originales.

Durante los primeros días de las obras, han sido soterrados los cables de la zona para evitar incidentes como el que motivó el derribo de la cruz. Asimismo, la actuación se completará con la elevación de la calzada en toda la intersección, para otorgarle una imagen más peatonal, delimitada por los cuatro pasos elevados existentes en cada ramal del cruce.

La reconversión del espacio afectará mínimamente al tráfico ya que, aunque los vehículos seguirán idénticas direcciones que en la actualidad, desaparecerá la glorieta que permite ejecutar cambios de sentido. Los trabajos supondrán un coste de 25.000 euros, y será ejecutado por los operarios de la brigada municipal.