LA ESENCIA DE URDAIBAI

2013/06/18

DEIA-Aner Gondra|

Representa la esencia de Bermeo en las bancadas de la Bou Bizkaia. Iker Zabala es poco menos que la piedra angular sobre la que se ha levantado el proyecto de Urdaibai. Sus brazos han trabajado a destajo en cada uno de los cuatro títulos ligueros de la trainera bermeotarra y, tras cumplir por dos veces el sueño de ganar la Bandera de La Concha, ahora sueña con poder retirarse del remo dejando para siempre la Corona de la ACT en Bermeo. “He estado presente en todas las ediciones que se han ganado en Bermeo y sería un broche final perfecto que la primera corona en propiedad quede en Bermeo habiendo participado prácticamente en todas las regatas”, explica en el amanecer de la presente temporada, pero deja claro que la decisión de la retirada no está tomada: “No me retiro, pero los años van para delante. Físicamente me encuentro muy bien, con ganas, pero va siendo hora de dejar paso a la gente joven”.

El domingo Urdaibai dio el primer paso hacia esa corona al conquistar la Bandera Basque Country en Barcelona. Zabala confiesa que no han tenido tiempo para celebrar la victoria, pero el viaje de regreso fue mucho más ameno de lo esperado. Los bermeotarras no esperaban ganar a las primeras de cambio, pero “el día anterior, entrenando en Barcelona, se veía que por la salinidad la trainera flotaba más y teníamos muy buenas sensaciones. No pensábamos que podíamos ganar, pero sí estar en la pelea”.

En la tercera tanda Urdaibai ganó con aparente facilidad, pero el remero bermeotarra destaca que la prueba fue exigente: “La regata fue muy dura. Hasta dar la ciaboga Tirán nos estaba pisando los talones. Coincidió que cogimos dos olitas, nos marchamos y ya remamos a placer, jugando un poquito con las referencias”. Esas olas a las que hace mención fueron algo totalmente excepcional en una jornada en la que el Mediterráneo parecía un plato: “Coincidió que en el segundo largo tuvimos unas pequeñas olas de algún barco y pudimos cogerlas. Están diciendo que Urdaibai se ha visto beneficiado por esas olas, pero las tuvieron todos los botes de la tanda. Tuvimos la suerte de cogerlas muy bien porque Gorka Aranberri anduvo avispado y los remeros supimos arrear en el momento adecuado”.

un urdaibai ambicioso Este triunfo sirve “para reforzar el camino que hemos empezado con Jon Salsamendi”. La llegada del entrenador oriotarra ha despertado el optimismo en Urdaibai. Iker Zabala reconoce que el equipo tiene argumentos para afrontar la temporada con ilusiones: “Estamos seguros de que tenemos una plantilla un poquito superior que en 2012. También tenemos la nueva embarcación que el año pasado nos dio dolores de cabeza. Eso quiere decir que, a priori, tenemos todos los mimbres para poder aspirar a todo. Siempre hay mucha gente que aspira a ganar, pero Urdaibai va a ser un fuerte candidato”.

Hace una semana, en DEIA, Jon Salsamendi destacaba que el gran valor del club bermeotarra era el potencial humano e Iker Zabala parece reforzar esta idea: “La verdad es que es una plantilla que da gusto trabajar con ella. Somos gente comprometida con el que venga, sea quien sea. Jon ha metido su manera de trabajar, su sistema de entrenamiento y creo que la gente se ha adaptado bien. Plantilla y entrenador hemos hecho una bonita comunión. Espero que a final de temporada se demuestre esto, que no haya ningún sobresalto. Espero que se mantenga un ciclo de dos o tres años bastante bonito, porque se está viendo que la plantilla poco a poco se está rejuveneciendo. Estamos unos cuantos dinosaurios a los que nos tienen que echar a patadas. Lo primordial es que este año funcione y pongamos la base para que, en dos o tres años, Urdaibai siga en la cresta”.

Zabala no quiere subirse al tren oportunista tras el triunfo del domingo y, a la vez que no esconde la ambición de Urdaibai, defiende el trabajo realizado la pasada temporada, en la que consiguió estar en todos los frentes pese a las limitaciones: “Nosotros el año pasado ya dijimos en su día que hicimos una gran temporada. Yo lo sigo diciendo y lo mantengo porque con los mimbres que tuvimos y las circunstancias en que nos movimos, creo que Urdaibai dio un grandísimo rendimiento. Fue tercero en la ACT, llegó con vida a la segunda jornada de La Concha y eso no lo hace cualquiera. Ahora nosotros mismos nos autoexigimos un pasito más. Pero suele pasar que tú das un paso adelante y el contrario te da dos. A día de hoy no sé a qué aspiraremos, pero que andaremos un poquito más que el año pasado estoy seguro”.

llegar y besar el santo Como a todos los equipos, el inicio de la Liga en Barcelona ha hecho que la competición coja al equipo vizcaino en una fase temprana de preparación. “Sabemos que empezamos la temporada un poquito verdes” confirma Iker Zabala. Pero eso no impidió que Urdaibai compitiese dando una imagen soberbia: “La verdad es que fuimos un poco fuera de ritmo. No estamos acostumbrados a remar a 38, 39 o 40 paladas por minuto, que es como fuimos casi toda la regata. Fuimos un poco fuera de nuestro ritmo, pero se veía que el bote estaba andando muy bien y dijimos que no íbamos a cambiar nada y seguir así”.

La regata sirvió para que Jon Unanue debutara en la Liga San Miguel. El remero nacido en Azkoitia probó las mieles del triunfo nada más sentarse en la trainera, por lo que Iker Zabala quiere hacerle ver que no es lo habitual: “Llevamos un montón de años viéndolas de todos los colores. En general hemos sido un equipo de muchas victorias, pero también hemos recibido grandes sopapos. Para el chaval ha sido llegar y besar el santo. Eso se da muy pocas ocasiones. Que lo disfrute”.