KATE SAREA REPARTE COMIDA Y ROPA ENTRE 300 FAMILIAS DE BERMEO

2013/07/09

EL CORREO-Iratxe Astui|

LA ASOCIACION SOLIDARIA EMPRENDERA UNA NUEVA CAMPAÑA DE RECOGIDA ANTE EL AUMENTO DE PERSONAS SIN RECURSOS “SEMANA TRAS SEMANA”

Desde su creación a principios de este año, la asociación sin ánimo de lucro Kate Sarea de Bermeo ha contribuido a hacer más llevadera la vida con la prestación de alimentos y ropa de un total de 304 familias con bajos recursos económicos. La actual situación de crisis, sin embargo, ha conllevado en los últimos meses al incremento  «semana tras semana» del número de personas que recurren en busca de ayuda a la sede del colectivo.

«El almacén desde donde realizamos el reparto de comida y ropa no pasa por su mejor momento a pesar de que hemos recibido mucha ayuda. Las existencias de que disponemos no llegan para todos», advierten desde la agrupación solidaria de Bermeo. Kate Sarea tiene previsto por ello iniciar en breve una nueva campaña para la recogida de género a través de los carros de compra que se colocarán en los supermercados del municipio. «Sobre todo hace falta productos básicos como leche, aceite, azúcar y cacao», solicitan.

Además, Kate Sarea también pedirá a la población la aportación de un donativo con el que poder garantizar la continuidad de su labor solidaria, «ya que tenemos que correr con gastos como el pago de la papelería para anunciar las campañas, así como la factura del teléfono o la gasolina para la furgoneta con la que realizamos los traslados de la comida y ropa», justifican.

90 de 3 a 18 años

La mayoría de las familias receptoras de ayuda -204- son naturales de la villa marinera, mientras que el resto, aunque residen en la localidad tiene su origen en diferentes países del mundo como Portugal Marruecos, Mauritania, Bolivia, Argelia y Colombia, entre otros. Destacan además peticiones de ayuda de cinco familias provenientes de Bilbao y otras 4 de Mundaka. de manera puntual, la agrupación también respondió con el reparto de comida y ropa a otras 27 familias de Bermeo, «que se quedaron sin casa durante el trágico incendio del casco viejo», señalaron.

En cuanto a la franja de edades de las personas a las que en los últimos cinco meses Kate Sarea ha prestado su ayuda, un total de 197 son mayores de edad. El siguiente colectivo más numeroso, que agrupa a 90 personas,  tiene entre 3 y 18 años, mientras que 17 son menores de entre 0 y 2 años.