GERNIKA SE RETROTRAE A 1913

2013/10/16

DEIA- Imanol Fradua|

Banarte estrena una obra teatral que relata la lucha de clases de hace un siglo

Resultó una lucha entre dos mundos antagónicos. De un lado, estaba la sociedad rural: tradicional, religiosa y sumisa a la autoridad eclesial de Gernika-Lumo. Del otro, estaba la revolución industrial, laboral y libertaria de los 91 eibarreses que llegaron a trabajar a la entonces recién abierta fábrica de armas de Esperanza y Unceta, en la que protagonizaron una épica huelga que fue un desafío al poder establecido. Un siglo después de aquellos acontecimientos, rescatados por el historiador local José Ángel Txato Etxaniz en un libro publicado hace más de una década, la compañía Banarte Antzerki Taldea retrotraerá a la localidad foral a aquel episodio de su historia a través de la obra teatral Guernica 1913. Será el próximo sábado, a partir de las 20.30 horas, en el Lizeo Antzokia.

A caballo entre dos siglos, Guernica 1913 en la que Banarte lleva poco más de un año trabajando, se estrenará en la localidad foral. Con seis actores en liza -Dolma Romera, Jon Urbano, Vanesa Rodríguez, Rafa Herce, Eduardo Pombar y Begoña García-, narrarán ambos escenarios históricos ideados por Javier Obregón, y relatarán los hechos sucedidos en el hogar de Fermín Larragoicoa y Justina Garate, venidos de la localidad armera a Gernika-Lumo con su hija Arrate. Con los sucesos de la huelga que protagonizaron los eibarreses como telón de fondo, otro personaje fundamental será el cura local, Don Bonifacio Ormaecheverria, una personalidad que ejemplificará el poder que la iglesia tenía en aquellos tiempos.

La obra ‘Guernica 1913′ se podrá ver en el Lizeo Antzokia, a partir  de las 20.30 horas  del sábado 19 de octubre

El conflicto social que estalló en 1913 será subido al escenario gernikarra por la compañía de Abadiño en una obra que, “además de narrar unos hechos concretos, va más allá de contar una historia localista. Relata un episodio paradigmático de lo sucedido aquellos tiempos en otros lugares de nuestra geografía”, señaló el autor del texto teatral, Ricardo Herce, que fue quien se encontró con el texto de Etxaniz. “Se trata de una lucha de clases, de un choque cultural y de dos formas de ver el mundo de entonces”, incidió acerca de una historia que, no obstante, también se prolonga hasta la actualidad con personajes que recrearán a dos descendientes de poderosas familias de aquellos tiempos.

Contextos No en vano, la obra también cuenta el contexto social de hoy en día, “en el que vivimos en una sociedad más igualitaria pero que está sumida en el individualismo”, evidenció otro de los principales impulsores del proyecto artístico, Sardo Irisarri. Es más, ahondó en que la obra tiene “muchos reflejos comparativos” con la actualidad en una sociedad de la comarca “que se desindustrializa” y en la que los trabajadores “van perdiendo los derechos adquiridos en aquellas décadas”.

El director eibartarra reconocía “no haber tenido conocimiento hasta que no se me propuso el proyecto” sobre una historia en la que sus antiguos vecinos de su pueblo tuvieron un papel tan destacado.

Vital en este proyecto artístico por ser quien rescató del olvido el conflicto social vivido en 1913, José Ángel Txato Etxaniz -del grupo de historia local, Gernikazarra- subrayó que aquel colectivo de eibartarras “puso la semilla para continuar con la industrialización” en la localidad. “De los 91 que llegaron, 87 volvieron derrotados”, certificó, “pero cuatro se quedaron a enseñar a los guerniqueses” en un flujo entre ambas localidades que “siguió hasta hace poco”; un nuevo puente tendido entre Eibar y Gernika-Lumo, aunque en este caso de carácter teatral, permitirá que la localidad se adentre en su pasado.