Gernika-Lumo activa una ordenanza para la concesión de subvenciones algunos aspectos

2013/01/02

El Consistorio remoza el procedimiento para que las asociaciones tengan ayudas

IMANOL FRADUA -DEIA|

El Ayuntamiento y sus organismos autónomos han estructurado la concesión de subvenciones en materia de cultura, deportes, euskera, igualdad, bienestar social y desarrollo rural. A través de una ordenanza aprobada definitivamente, la administración local ha fijado aspectos como los criterios y el procedimiento, pero también obligaciones, para que las agrupaciones obtengan financiación para sus actividades.

Tras un informe del Tribunal Vasco de Cuentas Públicas acerca del presupuesto del 2008 que cuestionó varios aspectos de las concesiones, y la insistencia de la oposición en fijar una normativa al respecto, fue en noviembre de 2011 cuando se aprobó por unanimidad la creación de la ordenanza municipal en una subcomisión de Hacienda. Pero, a partir de este año, la administración gernikarra se basará en los preceptos de la normativa para otorgar sus ayudas, aunque también para auditar su cumplimiento o imponer multas en caso de infracciones.

El texto normativo distingue entre las ayudas que se destinarán anualmente -a través de partidas presupuestarias-, plurianualmente o por el sistema de concurrencia competitiva; si bien todas esas modalidades conllevarán obligaciones para los colectivos apoyados, que principalmente deberán ser entidades y asociaciones sin ánimo de lucro o “personas físicas a título individual”, radicadas en Gernika-Lumo u otros municipios, según las modalidad a la que opten.

De la misma forma, y “además de los criterios específicos que fije el Ayuntamiento al aprobar la convocatoria anual”, la nueva ordenanza considerará el grado de interés general o utilidad ciudadana de la actividad, su dificultad de ejecución desde el Ayuntamiento y la representatividad de la entidad solicitante como aspectos “básicos” para el otorgamiento de ayudas. Otro capítulo a cumplir será la normativa del euskera.

Para obtener ayudas, los solicitantes deberán reunir los requisitos señalados en la ordenanza para obtener alguna cuantía económica, entre los que destaca la justificación de sus actividades. Es decir, que en la larga lista de deberes de los receptores de subvenciones se incluye la necesidad de “cumplir el objetivo, ejecutar el proyecto, realizar la actividad o adoptar el comportamiento que fundamenta la concesión de las subvenciones”, además de justificar el cumplimiento de los requisitos, someterse a las actuaciones de inspección que requiera el Ayuntamiento, comunicar la obtención de otras subvenciones o estar al corriente con la Hacienda, entre otros aspectos.

INCUMPLIMIENTOS Las infracciones detectadas por la administración gernikarra podrían conllevar “la imposición de sanciones pecuniarias -que podrán desembocar en una multa fija o proporcional- y, cuando proceda, de sanciones no pecuniarias”, éstas últimas en “caso de infracciones graves o muy graves”. Incluso, el texto se reserva la opción de que los colectivos que incumplan la norma podrán perder subvenciones durante tres años en las situaciones más graves.