Gernika aparca la nueva biblioteca por falta de ingresos para su financiación

2012/11/16
El Ayuntamiento apuesta por un plan integral «con futuro» para trasladar el servicio al ala norte de las escuelas del Pasealeku 
EL CORREO- IRATXE ASTUI |
Los gernikarras tendrán que esperar tiempos mejores para disponer de la nueva biblioteca, que el Ayuntamiento tiene previsto habilitar en el ala norte de las antiguas escuelas del Pasealeku. «Resulta inadmisible, por la importante merma del fondo presupuestario que sufrimos», reconoció el alcalde de la villa, José Mari Gorroño. En este sentido, el primer edil apuntó que de cara al próximo ejercicio «vamos a ingresar 825.000 euros menos de Udalkutxa, mientras que el proyecto de la biblioteca rondaría el millón de euros».
No obstante, el equipo de Gobierno ha ratificado su apuesta por ejecutar un plan integral del nuevo centro cultural «pero con futuro a largo plazo». Para ello, consideran que «es preferible esperar a que contemos con más dinero en las arcas municipales y no realizar ahora un gasto público en vano para una obra que resultará inservible y se quedará corta a medio plazo», apuntaron.
La actual biblioteca de Gernika, que el pasado año cumplió un cuarto de siglo, está ubicada en la planta baja de la Casa de Cultura de la localidad y cuenta con 200 metros cuadrados. Este espacio, sin embargo, resulta «muy escaso» para ofrecer un servicio óptimo a sus usuarios, sobre todo teniendo en cuenta que en los últimos años ha alcanzado la cifra de 5.000 socios. «Las instalaciones han quedado obsoletas», reconoció el máximo mandatario.
El traslado del equipamiento cultural a las antiguas escuelas del Pasealeku supondría disponer del triple de espacio, ya que el segundo piso del edificio dispone de 600 metros cuadrados. La idea para la construcción de la nueva biblioteca municipal de Gernika, que será bautizada con el nombre del euskalzale local, ya desaparecido, Jose Antonio Arana Martija, se gestó hace un lustro.
Locales ocupados
Además de las dificultades económicas para poder llevar a cabo su ejecución, el proyecto tropezó también con la imposibilidad de reubicar el servicio municipal en los locales del Pasealeku, por encontrarse, todavía hoy, ocupado en parte por el centro Berritzegune, dependiente del departamento de Educación del Gobierno vasco. El edificio del ala sur, por otra parte, ha estado ocupado por las agrupaciones socio-culturales de la coordinadora Astra, que ya cuentan con un nuevo espacio de reunión en la Fábrica de Creación de Cultura de reciente construcción.
El grupo municipal del PNV en la oposición presentó en la última sesión plenaria una moción en la que insistía en la necesidad de un cambio de ubicación «urgente» de la biblioteca. Para ello, proponen «aprovechar la salida de los grupos del Gaztetxe del ala sur del Paseleku para habilitar allí la biblioteca», recalcaron.