GERNIKA ALERTA SOBRE LA PRESENCIA DE RATICIDA MEZCLADO CON CARNE EN LURGORRI

2013/10/09

EL CORREO- Imanol Fradua|

El Consistorio aconseja llevar los perros atados para evitar las intoxicaciones

 La Policía Municipal de Gernika-Lumo ha dado aviso del hallazgo de veneno para ratas en la localidad foral. El producto, utilizado contra la proliferación de esos roedores pero que podría generar casos de intoxicaciones entre canes y gatos, según aseguró ayer el Consistorio a través de un comunicado, podría haber sido “mezclado con charcutería”. Por el momento, la administración local no tiene conocimiento oficial de ninguna intoxicación por esta causa.

Tras constatar la aparición del producto tóxico en una zona de huertos en el barrio de Lurgorri -zona localizada fuera del casco urbano gernikarra- por parte de la Policía Municipal, la administración local ha recomendado a los propietarios de canes que extremen las medidas de precaución en los parques y jardines de la villa para evitar intoxicaciones como las que, desgraciadamente, se han venido sucediendo también en otros puntos de Bizkaia.

Anteriormente fue el caso de Lekeitio, que oficialmente registró cinco fallecimientos de perros por envenenamiento durante los meses de julio y agosto. Y esta misma semana el parque de Etxebarria de Bilbao también ha sido escenario de varios envenenamientos severos de canes.

En cualquier caso, fuentes del Consistorio gernikarra recordaron que la obligación de “conducir a los perros con correa aparece recogida en la ordenanza municipal que regula la tenencia de estos animales”. La normativa municipal que regula este ámbito fue aprobada en 2009. No obstante, la administración local, dirigida por José María Gorroño (Bildu), ha anunciado que realizará “un mayor seguimiento para favorecer” su cumplimiento. Lo hará, especialmente, en cuanto a “la obligación de los propietarios de recoger las heces de sus mascotas”.

No en vano, las sanciones estipuladas en la ordenanza conllevan la aplicación de multas que van “desde los 750 a los 3.000 euros” a los propietarios de los canes, han informado, “dependiendo de la infracción”. Así, han adelantado que la Policía Municipal se encargará de vigilar que, entre otros aspectos recogidos en la ley, “los propietarios de perros paseen a sus canes, además de con correa, también con bozal”. Además se supervisará “que estén identificados con chip y que dispongan de seguro y cartilla de vacunación obligatorias”.