Forua promueve el consumo de género de caserío en el plan de ayudas a familias necesitadas

2013/12/19

EL CORREO| El Ayuntamiento de Forua ha ampliado el radio de acción de la ordenanza municipal referente a las ayudas a familias necesitadas del municipio con el objetivo de impulsar también el consumo de género de los baserritarras locales. La modificación de la normativa, que se puso en marcha por primera vez en 1994, posibilita que las personas receptoras, «además de las compras que realizan en el supermercado del municipio, también vean bonificadas, a partir de ahora, las adquisiciones que realizan a los productores del municipio», explicaron fuentes municipales.

De esta manera, la Administración forutarra quiere impulsar, dentro de sus posibilidades, el género de los caseríos del entorno, con criterio de sostenibilidad. «De manera indirecta, hacemos extensiva la ayuda solidaria a los productores forutarras, al tiempo que contribuimos a promover y reforzar la actividad económica del sector primario, que en la actual situación de crisis vive una época difícil», señalaron.

Dos décadas

El Ayuntamiento cuenta desde hace casi dos décadas con una ordenanza reguladora de las ayudas a familias necesitadas del municipio con el fin de paliar situaciones de ingresos económicos insuficientes y ha querido reforzar el programa. Con ese fin se bonificará también entre un 10% y un 15% el cobro del IBI, así como la tasa de agua, recogida de basura y alcantarillado.

Los beneficiarios tienen que estar empadronados en Forua como mínimo un año antes de realizar su solicitud, ser mayores de edad y acreditar la insuficiencia de ingresos económicos del solicitante o de su unidad convivencial. «Quedan excluidas aquellas personas que perciban ayudas de carácter similar de otra Administración pública», explicaron.