ELA censura la rescisión del contrato a cuatro operarios del ‘Aita Guria’

2013/03/08

EL AYUNTAMIENTO MANTIENE AL BALLENERO EN EL CARRO HASTA QUE CONCLUYAN LAS OBRAS DEL MUELLE DEL ARTZA

I. FRADUA -DEIA|

ELA censuró la rescisión del contrato de cuatro de los cinco operarios adscritos al ballenero Aita Guria de Bermeo, que actualmente está subido al carro varadero del astillero por las obras en el Artza. El sindicato argumentó que “no existe causa suficiente para despedir con carácter definitivo” a los dos operarios de mantenimiento y los otros tantos guías turísticos.

“Con fecha 28 de febrero, el Ayuntamiento ha procedido a la rescisión del contrato” de unos operarios que trabajaban bajo la modalidad de comisión de servicios y mientras hubiera la necesidad de cubrir esos puestos, recalcó ELA. Los afectados, contratados entre 2006 y 2008, han recibido ya la carta de despido. El Consistorio apeló a las “razones objetivas” que les asisten, entre las que destacan que durante la primavera, y mientras duran las obras del nuevo muelle del Artza, no habrá servicio en el ballenero. También alegaron, con un informe de la interventora, que la réplica de un ballenero del siglo XVII -cuyo actual estado ha generado un intenso debate entre PNV y EA-, ha acumulado pérdidas los últimos años.

El asunto fue tratado en una junta de gobierno local celebrada el 11 de febrero, además de ser trasladado posteriormente a los sindicatos. ELA, no obstante, señaló “no entender ni admitir despidos de ningún tipo, pero menos los que son desproporcionados y lesivos”. Y es que, a juicio de la central sindical, “si el problema es temporal la solución debería ser también temporal, en lugar de despedir definitivamente a estos cuatro trabajadores”, prosiguieron.

“Si la suspensión del servicio va a tener una duración determinada, y posteriormente pretenden seguir dando servicio, no existe causa suficiente para despedir con carácter definitivo a cuatro de los trabajadores, indemnizándoles con fondos públicos para posteriormente contratar personal para que realice dichas funciones”, insistieron desde un sindicato que instó al Consistorio a reconsiderar su postura.