EL MUSEO DE LA PAZ DE GERNIKA ACOGE UNA MUESTRA SOBRE LA DECLARACION DE DERECHOS HUMANOS

2013/09/24

DEIA- Imanol Fradua|

El Museo de la Paz de Gernika acoge una muestra de la declaración universal.

Encaja a la perfección con una de las principales misiones del Museo de la Paz de Gernika-Lumo: la educación en los valores de los derechos humanos y la paz. Así, no es de extrañar que la Fundación Fernando Buesa y el centro de la localidad foral hayan colaborado para hacer realidad física algunas de las obras gráficas virtuales recogidas en La tira por los derechos humanos, un concurso internacional de viñetas sobre los treinta artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La muestra, que recoge una treintena de obras, contará con programa didáctico para visitas escolares y familiares

Dirigido tanto “a los más jóvenes como a los no tan jóvenes”, la novedosa exposición permanecerá en la planta baja del museo gernikarra hasta el mes de marzo de 2014. Servirá, además, de base sobre la que se asentará un programa didáctico “destinado a las visitas de las familias y a las de los escolares”, señaló la directora del centro, Iratxe Momoitio. Una treintena de imágenes que sintetizan otros tantos preceptos de la Declaración de los Derechos Humanos cuelgan ya de las paredes de la planta baja de un museo que ha visto “hecha realidad” una exposición que, inicialmente surgida como concurso, fue dada conocer de forma virtual.

La fundación sin ánimo de lucro, con sede en Gasteiz, que trabaja en el campo de la cultura de la paz, nació en memoria y homenaje a Fernando Buesa, asesinado por ETA junto a su escolta, Jorge Díez Elorza, el 22 de febrero de 2000. Tras varios años de trabajo en la materia, fue en 2010 cuando organizó un certamen internacional de viñetas con los derechos humanos como eje principal.

Selección

Casi medio millar de trabajos de 210 dibujantes de 48 países del mundo llegaron a concurso. Y tras mostrarlos durante un tiempo en su web (www.fundacionfernandobuesa.com o www.bideoinfo/buesa/museo), ahora recalan en el Museo de la Paz en forma de pequeños cuadros. “Hemos seleccionado una treintena que consideramos más representativos”, señalaron los organizadores.

“Permite que los jóvenes y mayores puedan profundizar” en los preceptos de los Derechos Humanos “de una forma amena y divertida”, reseñó la responsable de la Fundación Buesa, Cristina Fernández. Las viñetas con una vocación claramente educativa y destinada a jóvenes de entre 12 y 18 años, “ayudan a interiorizar sus conceptos y, lo que es más importante, integrándolos en su desarrollo vital”, resumió.