El Hogar del Jubilado de Bermeo se convertirá en embrión del voluntariado

2013/01/09
El local, que la BBK ha cedido al Consistorio de la villa, también seguirá acogiendo programas para la tercera edad 
IRATXE ASTUI-EL CORREO|

El Hogar del Jubilado de Bermeo se convertirá en breve en sede para el voluntariado y la participación social después de que hace unos días los responsables de la Obra Social de la BBK, propietaria del local ubicado en Arana Goiri tar Sabinen enparantza, firmaran un acuerdo con el Consistorio por el que la entidad financiera cede la gestión del servicio al municipio. «Nuestro objetivo es que se convierta en referente para las personas, grupos y asociaciones que realizan esta labor en el pueblo», manifestó la alcaldesa de la villa, Idurre Bideguren.

No obstante, las instalaciones también seguirán abiertas como hasta ahora para las personas mayores que participan en los programas que la BBK organiza anualmente en el centro. «En estos momentos se están llevando a cabo un total de cuatro talleres distintos y, desde el Patronato tenemos previsto desarrollar, en el mismo sitio, el programa denominado ‘Zahartze aktiboa’ para el envejecimiento activo y saludable de nuestros mayores que hasta ahora se hacía en la Casa de Cultura», manifestó el concejal del Patronato de Bienestar Social, Josu Imanol Unanue.
Según el acuerdo, la cesión del uso y disfrute de los locales del Hogar del Jubilado, que cuentan con un espacio de 542 metros cuadrados, se realizará por un periodo de diez años y una prórroga por plazos de un lustro. «El traspaso no nos supondrá el pago de ninguna renta. Sólo tendremos que correr con los gastos del agua, la luz y la calefacción», aclaró Unanue.
Desde que el pasado mes de junio la BBK anunciara su intención de clausurar el Hogar del Jubilado de Bermeo, el patronato de Bermeo buscó apoyo en agentes sociales con el fin de estudiar una solución alternativa que evitara la desaparición del servicio, «primordial para nuestros mayores», recalcaron. Tras la consecución del acuerdo con la BBK, la Administración local propuso a la asociación de la tercera edad de la villa Demiku la opción de trasladar su actual sede, en los bajos de la Casa Social y de la Cultura, a los locales del Hogar del Jubilado «donde contarían con mayor espacio, disfrutarían de un horario de apertura más amplio y no tendrían que compartirlo en caso de necesidad», aseguraron municipales.
Desavenencias con Demiku
A pesar de los esfuerzos por llegar a un acuerdo para su reubicación, «algunos miembros del grupo se han opuesto de plano y no hemos conseguido llegar a un acuerdo», lamentó Unanue. Demiku firmó hace dos años un acuerdo con el anterior equipo de Gobierno municipal -PNV- para poder hacer uso de su actual local «a una hora y días determinados y sólo en los casos en los que el Patronato no requiera de su ocupación», recuerdan desde el Ayuntamiento.
En cuanto al uso como espacio asociativo del Hogar del Jubilado de Bermeo, el Ayuntamiento ha adelantado la entrada en breve del grupo de voluntarios de reciente creación denominado como Kate Sarea. «Nuestro objetivo es trabajar por los más desfavorecidos y aunar esfuerzos en todos los ámbitos sociales para lo que muchas personas se han mostrado dispuestas a echar una mano», adelantaron fuentes de este nuevo colectivo.