El Consorcio de Aguas creará una tarifa para el sector de la hostelería

2013/01/24
Pretende también rebajar la cuota a los baserritarras al estimar que «aunque no es sangrante, atraviesan un mal momento» 
MAIKA SALGUERO-EL CORREO|
El debate sobre el precio del agua en Urdaibai sigue abierto. El incremento de las tarifas que el Consorcio de Aguas de Busturialdea, liderado por Bildu, aprobó el pasado año ha sido denunciado en reiteradas ocasiones por el PNV, que ha exigido una revisión de los números. Los hosteleros y agricultores, que han visto como en los últimos meses sus facturas hasta se han duplicado, también han puesto el grito en el cielo. «Realmente el agua está muy cara, sobre todo para la calidad que tiene ya que posee altas dosis de cal que incluso estropean los aparatos», señalaron desde un establecimiento de Gernika. Paralelamente a estas reclamaciones, la entidad que gestiona el servicio examina cómo ajustar los precios «porque para los colectivos que más consumen, el canon resulta más acentuado», reconoció su presidenta, Iratxe Arriola.

Los técnicos del Consorcio de Aguas estudian la creación de una tarifa específica para el gremio hostelero. «Hasta ahora se incluye en el grupo industrial junto con empresas y comercios, pero al ser los bares y restaurantes los que más gastan, por encima del último tramo, su tasa está más penalizada y gravada», explicó.
En la actualidad, la cuota fija para industrias en la que se engloban la hostelería y el comercio es de 18 euros. El gasto por consumo hasta 18 metros cúbicos de agua es de 0,48 euros. De 18 a 75 asciende a 0,92, de 75 a 200 pasa a 1,5 y a partir de 200 el precio se eleva a 1,65 euros.
El sector agrícola, por su parte, cuenta ya con una factura particular pero, en opinión de Arriola, muchos baserritarras se hallan en un epígrafe incorrecto o desconocen que cuentan con una serie de bonificaciones. «Eso sí, para beneficiarse de estos descuentos, deben estar dados de alta en Agraria y notificarlo al Consorcio», informó. A pesar de estos incentivos, prevé bajar la cuota porque, aunque» no es tan sangrante ni abusiva, el sector primario atraviesa un mal momento», advirtió su presidenta.
Las nuevas tarifas se aprobarán en una asamblea que tendrá lugar el próximo mes de febrero. De momento, se desconoce el importe pero se aplicarán en el segundo trimestre del año.
La presidenta de la entidad reconoce que la carga económica que soportan en la actualidad los establecimientos hosteleros en concepto de abastecimiento de agua potable «no son justas» al abonar el consumo en virtud de la tarifa industrial. Sin embargo, desmiente que los precios se hayan disparado hasta un 100% como denuncian algunos empresarios.
«El que más gasta más paga»
«No se pueden realizar comparaciones con el último importe porque hace tres años se bajó irracionalmente un 60% y tampoco se pueden equiparar al resto de municipios porque se dividen en tramos de consumo diferentes», manifestó. Con respecto a las cuotas agrícolas, la presidenta admitió que incluso son más bajas que las que baraja el Consorcio de Aguas Bilbao-Bizkaia y además carecen de bonificaciones.
Según el criterio de Bildu, a la hora de gestionar el agua en la comarca de Busturialdea «se valora el consumo responsable y por contra, el que más gasta más deberá pagar». Desde la institución se estudian otras medidas para evitar el todavía alto volumen de agua incontrolada y cómo se puede ahorrar con unas sencillas prácticas por parte de los clientes. Entre las propuestas se incluye utilizar el agua de lluvia para el riego de las explotaciones o aplicar medidas en los grifos de los bares para que no se derroche tanta agua «porque los hosteleros consumen una barbaridad. Desde el Consorcio estamos abiertos a propuestas y si los propios afectados nos aportaran su consumo medio para aplicar la tarifa, nos ahorraría mucho trabajo y esfuerzo», reconoció Arriola.
Los hosteleros, sin embargo, se defienden y argumentan que el agua que sale de los grifos «es la que necesitan».