Ecologistas exigen cambios en el plan de mejora de San Antonio

2013/01/03

MAIKA SALGUERO-EL CORREO|

La agrupación Zain Dezagun Urdaibai ha presentado varias alegaciones al estudio de impacto ambiental del proyecto de urbanización de la playa de San Antonio, en Sukarrieta. El colectivo considera que este plan debe acometerse conjuntamente con Busturia, término municipal limítrofe, con el fin de conseguir una mejor conexión de todos los servicios básicos como accesos, aceras, agua, saneamiento y telecomunicaciones, entre otros. «Y no actuando como si la obra afectara a un sólo municipio, a espaldas del otro», manifestaron.
A juicio de la asociación ecologista, el estudio no reconoce la existencia de un arroyo permanente procedente del acuífero subterráneo de Txarratxu, entubado en su parte final desde el relleno de la playa en los vertidos del año 1996, «que genera constantes episodios de inundación por el cegamiento que sufre por arena y lodo», apuntaron. El colectivo plantea, además, que en el futuro proyecto se contemple el acceso peatonal desde la isla de Txatxarramendi hasta la Ermita de Abinaga «dado que esta zona del litoral es de uso público».
En este sentido exigen que la colonia infantil de Sukarrieta abra sus puertas a los vecinos y visitantes en horario diurno. «Es también una reivindicación vecinal que las zonas deportivas del centro infantil puedan ser utilizadas por los residentes», reclaman. Proponen, asimismo, la supresión de la batería de aparcamientos previstos en la zona rústica de la parcela de Abiña Barri debido a que es «innecesaria» como lo admitió el informe técnico del Patronato de Urdaibai. Zain Dezagun Urdaibai plantea en este área ampliar la urbanización hasta el límite de la vía del ferrocarril y habilitar un bidegorri.