DE PASEO POR LAS ´JOYAS DE URDAIBAI´

2013/07/08

EL CORREO-Maika Salguero|

UN CIRCUITO DE VISITAS GUIADAS A BORDO DE UN TREN TURISTICO ACERCARÁ EL OPPIDUM DE ARROLA, EREÑOZAR Y EL CONJUNTO MONUMENTAL DE FORUA

Un circuito turístico guiado divulgará, a partir de este fin de semana, los valores monumentales e históricos existentes en Urdaibai. Bajo el lema ‘Visítanos y te sorprenderás’, los itinerarios mostrarán la importancia de algunos vestigios como el Oppidum de Arrola, la cima medieval de Ereñozar y el conjunto monumental de Forua. A  bordo de un tren chu-chu, los turistas conocerán de la mano de varios arqueólogos los trabajos que se han desarrollado en los tres yacimientos.

Desde 2005, la Diputación ha realizado un importante desembolso para la recuperación y consolidación de estas ‘joyas’ arqueológicas. «Sin embargo, la labor realizada hasta ahora no sería tan valiosa si no se divulgara a la ciudadanía. Por ello se han organizado este tipo de rutas, con el fin de socializar el recurso patrimonial y darle su importancia para que el conjunto sea respetado», explicó el director de Cultura, Gonzalo Olabarria. El Ejecutivo foral invertirá alrededor de seis millones de euros en el periodo 2005-2015 en la mejora de este patrimonio que, según las previsiones, será visitado por unas 360.000 personas.

El programa de rutas se desarrollará principalmente durante la temporada estival. El pasado año ya se realizó una experiencia piloto y la iniciativa resultó «un éxito», al recibir más solicitudes que plazas ofertadas. «Nos animamos a poner en marcha estos itinerarios al ver la gran demanda. En 2012, sólo para ver Arrola, nos visitaron trescientas personas y algo más de un centenar se quedaron sin poder hacerlo porque no cabían tantos visitantes. Se trata de divulgar el valor cultural, pero sin grandes aglomeraciones. Además, el tren turístico sólo puede llevar a una quincena de pasajeros por viaje», recalcó Asier Madarieta, gerente de Bizkaikoa, sociedad pública que se encarga de la gestión de los museos forales.

Proceso de restauración

El Castro de Arrola corresponde a un poblado fortificado de la Edad de Hierro con indicios de romanización incipiente. La excavación, que se extiende a lo largo de ocho hectáreas en Arratzu, Nabarniz y Mendata, está formada por un amplio recinto fortificado de planta alargada que ocupa la totalidad del alto de Arrola. Los alumnos del Departamento de Conservación de Bienes Culturales de la Facultad de Bellas Artes de la UPV/EHU, en colaboración con voluntarios de los campos internacionales de trabajo, han recuperado parte de las murallas que ofrecían a sus moradores una serie de defensas naturales que, convertían el recinto en una fortaleza segura. «La próxima semana se reanudarán los trabajos y los visitantes tendrán la oportunidad de contemplar ‘in situ’ el proceso de restauración», añadió Madarieta.

En las excavaciones realizadas hasta ahora en el yacimiento de Ereñozar, situado en Ereño, se han encontrado vestigios humanos datados en el siglo X, centenar y medio de monedas del XIII y un castillo medieval. En Forua, los visitantes podrán contemplar 2.000 años de historia a través de la iglesia de San Martín de Tours y el poblado romano. «Urdaibai tiene una gran potencialidad y eso tendrá su retorno en la economía de la comarca», remarcó Olabarria.