Costas da vía libre a la recuperación de la marisma en el entorno de Baldatika

2012/11/28
El plan de actuación contempla la construcción de una pasarela peatonal y los trabajos se prolongarán hasta 2014 
MAIKA SALGUERO-EL CORREO|
El Gobierno central autorizó ayer al Ejecutivo vasco la ocupación de los terrenos de dominio marítimo-terrestre para la construcción de una pasarela en el Oka, así como una presa en el río Baldatika, actuaciones incluidas en el plan de regeneración integral de las marismas de Urdaibai. El ambicioso proyecto de recuperación de los humedales de la reserva se atascó al poco tiempo de iniciarse debido a la oposición de un centenar de vecinos que reclamaban el derecho de concesión sobre los terrenos afectados.

Las parcelas, con anterioridad a la Ley de Costas, eran privadas y los residentes pusieron el asunto en manos de la justicia, que todavía no se ha pronunciado. De momento, parte del proyecto, con el visto bueno de Costas, continúa adelante. La regeneración integral del estuario superior del Oka, en pleno corazón de Urdaibai, comenzó a finales del pasado año en la margen derecha y Kortezubi con la apertura de diferentes sendas.
A partir de ahora, los trabajos se centrarán en la parte alta de la reserva con la construcción de una puente peatonal que una los dos márgenes de la ría y una presa de dos mil metros cuadrados en el río Baldatika con el objetivo de reconducir sus aguas al viejo cauce. Asimismo se desbrozará la vegetación y se acondicionará ambientalmente dos humedales. El proyecto se prolongará hasta 2014.
Eliminar las munas
El plan integral de regeneración de las marismas pretende recuperar una área «muy desértica» como consecuencia de la actividad agrícola desarrollada desde el siglo XVI, así como por la canalización artificial del cauce fluvial. La actuación contempla eliminar las munas que antaño sirvieron de barreras para evitar que el agua invadiera las huertas. Asimismo, queda pendiente también la creación de lagos que inundarán constantemente este área con el fin de poner freno a la expansión de especies invasoras.
El Gobierno vasco pondrá, además, en valor el patrimonio natural a través de la creación de una serie de itinerarios para el disfrute de este enclave, hasta ahora desconocido por su inaccesibilidad. La mejora incluye el fomento de la educación ambiental y el turismo verde como medio de desarrollo de la comarca
La concesión de la ocupación de estos terrenos resulta «imprescindible» para la realización de las obras, «ya que las actuaciones se realizan en dominios públicos que son de competencia de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y Del Mar» reconocieron fuentes del Ejecutivo autónomo. Tras la consecución del proyecto se realizará un seguimiento científico y una evaluación de la actuación para ponerla en práctica en otros espacios degradados.