COSTAS CEDE PASO AL PEATÓN A LA ORILLA DEL MAPE EN BUSTURIA

2013/10/22

EL CORREO-Maika Salguero|

 Los vecinos del barrio de San Cristóbal, donde se realizan los trabajos, reclaman al Gobierno vasco la limpieza del cauce para evitar desbordamientos

La Demarcación de Costas del País Vasco ha iniciado las obras patra acondicionar de un sendero peatonal en la margen izquierda del río Mape en Busturia a su paso por el barrio San Cristóbal. La institución dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente pretende abrir al público el último tramo del arroyo que pertenece al dominio público marítimo-terrestre y que permanece cerrado el paso a través de un vallado en jardines y huertos privados. «La Ley de Costas obliga a dejar en sus márgenes, aunque sean parcelas privadas, un paso abierto para uso peatonal y de salvamento con el fin de proteger el espacio», explicaron desde la institución.

Justo antes de la desembocadura en la ría de Urdaibai existe un parque abierto al público, pero setenta metros antes el acceso era impracticable por el cierre de tres fincas privadas, una de ellas perteneciente a la ermita de San Cristóbal. Costas ha acordado con los dueños de las parcelas y el Ayuntamiento de Busturia acondicionar una franja con zahorra o material formado por una mezcla de áridos silíceos no triturados y suelos granulares utilizado para el arreglo de caminos.

«De esta forma se evitará el crecimiento incontrolado de vegetación», añadieron. Aunque la intervención no afectará a las condiciones hidráulicas del Mape, resulta evidente que la retirada de los cierres y vallados en el borde del río ampliará la capacidad de desagüe en la zona en cuestión. <La retirada de zarzas y arbustos dejará limpia la zona e impedirá en épocas de crecidas del arroyo que se produzcan inundaciones.

De todas formas, el Gobierno vasco, que es quien tiene competencias en materia hidráulica, debería limpiar el cauce porque cuando caen lluvias torrenciales enseguida se acumulan los materiales y tememos desbordamientos», admitieron los vecinos de San Cristóbal.

Reconstrucción de la ermita

El acceso peatonal es una obra muy sencilla valorada en 8.000 euros. La institución prevé la conclusión de los trabajos antes de que finalice el año. En este entorno se encuentra la ermita de San Cristóbal, cuyos aledaños sufrieron desprendimientos como consecuencias de las lluvias.

El Gobierno vasco a través del departamento de Cultura y la Agencia Vasca del Agua (URA) han emitido un informe en el que reconocen que no se puede actuar en este área como pretende la parroquia. «En lugar de reconstruir este añadido hay que ensanchar la zona y hacerla más accesible», indicó la alcaldesa de la localidad, Miren Fátima Malaxetxebarria.

El Ayuntamiento de Busturia propuso a las autoridades eclesiásticas locales la creación de un pórtico que rodearía la ermita. De esta forma se conseguiría un entorno más agradable que resultaría positivo tanto para la iglesia como para el municipio. Los busturitarras ganarían un espacio público cubierto, inexistente en la zona, que se complementaría con las áreas de esparcimiento de los alrededores y el futuro acceso peatonal.

«El templo tendría un acceso más directo y adquiriría un carácter patrimonial», reconoció la primera edil busturitarra.