Carnavales de profundo arraigo

2013/02/06

Mundaka, con sus ‘atorrak’ y ‘lamiak’, y Markina se mantendrán fieles a su tradición este domingo

IMANOL FRADUA -DEIA|

NO son, quizás, los carnavales más espectaculares. Pero los aratustesde Mundaka y Markina sí que cuentan con peculiaridades fuera de toda duda: su singularidad y arraigo, unas cualidades que los hacen únicos en Bizkaia. Huyendo de los disfraces de vanguardia para mantenerse inalterables a su singular idiosincrasia, ambos pueblos se echarán a la calle este domingo para cumplir con sus viejas usanzas. En el caso costero será a través de la música y el colorido contraste de las lamiaky los atorrak; y en la localidad de Lea Artibai, de la mano del Antzar Jokoa.

El himno del aratuste ya advierte que no hay mejor día que el domingo de Carnaval para los mundakarras. Así será a partir de las 10.00 horas cuando los primeros marraus se asomen por las calles. Será el turno de los txistularis, que calentarán el ambiente para que dos horas después comience el pasacalles de los atorrak. Centenar y medio de hombres de impoluto blanco -pantalón y camisa-, ataviados con dos enaguas -en cintura y hombros- y una funda de almohada en la cabeza recorrerán las calles del pueblo con sus instrumentos entonando su música. Con un repertorio que se amplía año a año -con piezas que en su momento lograron salvar con ingenio la censura franquista-, en esta ocasión la nueva canción compuesta por los propios atorrak se titula Aztuizu.

Liderada la estudiantina por un siempre elegante director, y tras visitar Txorrokopunta, cruzar Goiko Kalea hacia Portutxu y dejar una impresionante estampa sobre el muelle del Artza, los atorrak se irán a comer para ceder el testigo a las lamiak. Del blanco se pasará al negro en Mundaka, si bien ese color no reinará hasta que caiga el sol. Y es que a las 18.00 horas se dejará ver el segundo personaje central delAratuste local: las lamiak, personajes mitológicos que según las leyendas habitaron los alrededores del pueblo. Efectuarán un pasacalles mucho más vistoso que el mañanero, con bailes y canciones, ataviadas con su túnica negra y la larga melena blanca, además de la cara pintada de blanco, negro y rojo.

Al concluir su pasacalles, atorrak ylamiak se fundirán en la fiesta hasta altas horas de la madrugada. Pero antes, y para ir calentando la gran jornada, la casa de cultura de Tribisarrospe albergará una exposición sobre el Carnaval con imágenes, instrumentos y carteles, desde el viernes al domingo.