BUSTURIALDEA PREVE IMPULSAR LA CONVIVENCIA CON UN PROGRAMA PARA APRENDER IDIOMAS

2013/09/19

DEIA-Imanol Fradua|

La Mancomunidad confía desarrollar el proyecto ‘Berba-Truke’ entre inmigrantes y vecinos locales.

 Después de que otras entidades hayan obtenido éxito con proyectos similares en otras comarcas de Bizkaia o Catalunya, la Mancomunidad de Servicios Sociales de Busturialdea ha apostado por intentar desarrollar el programa Berba-Truke. La entidad, que aglutina a quince localidades de la zona, busca participantes para impulsar una iniciativa que a partir de octubre conjugaría integración con conocimiento de idiomas. Se trata de poner en contacto a inmigrantes que estén aprendiendo euskera o castellano con vecinos de Gernika-Lumo para favorecer en la convivencia.

Los inmigrantes mayores de 18 años residentes en la localidad foral “que acudan a clases de castellano o euskera, y tengan un nivel suficiente de conversación” son uno de los dos pilares de Berba-Truke; mientras que en el segundo son necesarios los gernikarras que “quieran comprometerse a quedar una hora a la semana, durante diez semanas, con inmigrantes que desean mejorar su nivel de conversación en esas lenguas. No se trata de dar clases, solo de hablar, por lo que no se requiere ninguna titulación”, incidieron desde la Mancomunidad de Servicios Sociales, cuya Área de Inmigración es la que prevé poner en marcha la iniciativa durante el mes próximo.

Futuro Varios son los objetivos que persigue un proyecto que redundará en un mejor conocimiento de la cultura, las costumbres, la convivencia y el conocimiento mutuo “entre las personas de diversos orígenes que vivimos en Busturialdea”, señalaron. Y es que la comarca tiene una tasa de inmigración del 7,6%, una cifra que se incrementa hasta el 10% en Gernika-Lumo. Abordar los retos que plantea esa realidad es, precisamente, una de las dos áreas de actuación contempladas en el III Plan de Inmigración de la Mancomunidad de Servicios Sociales, que permanecerá vigente hasta 2016.

La entidad social prevé crear quince parejas lingüísticas que quedarán entre ellas una vez por semana -alrededor de una hora-, a lo largo de diez semanas, “en el lugar y momento que mejor les convengan”. El programa echaría así a andar en una primera edición que, “al ser una especie de prueba piloto, se circunscribe a Gernika, pero que si el proyecto sigue adelante, el objetivo es extenderlo a otros municipios de la Mancomunidad”, aseguraron las mismas fuentes.

Inscripción abierta Las personas interesadas en participar en el programa pueden acudir al Servicio de Inmigración de la Mancomunidad, situado en el número 7 de la calle Industria de Gernika-Lumo, “que será quien organice las parejas en función de horarios, aficiones y preferencias y se encargue de su seguimiento”. Al ser un programa piloto, la entidad evaluará los resultados obtenidos a final de año, al igual que los indicadores en la mejora en la práctica de la lengua que hayan experimentado los extranjeros, el grado de satisfacción de los participantes o el tipo de relación que se establezca entre las parejas.