Busturia renovará la plaza de Paresi tras adquirir la parcela para uso público

2013/01/04

EL CORREO-MAIKA SALGUERO|

Busturia ha adquirido la plaza de Paresi, un entorno rural donde se desarrollan numerosas actividades de carácter lúdico durante las fiestas patronales, para su renovación y posterior uso público. Hasta ahora, el Consistorio negociaba el alquiler del espacio al tratarse de propiedad privada y el acceso al albergue, situado justo al lado, resultaba complicado para los usuarios «ya que deben entrar en fila de uno», apuntó la alcaldesa de la localidad, Miren Fátima Malaxetxebarria. Ante esta situación, el Ejecutivo busturitarra ha decidido comprar la parcela de 671 metros cuadrados por un importe de 6.711 euros.

La Administración local tiene previsto solicitar ayudas para diseñar un proyecto de mejora del entorno «respetando siempre los valores naturales y su condición de zona rural». El área suele ser muy frecuentada tanto por vecinos como alberguistas que quieren disfrutar de la belleza de su paisaje y de su tranquilidad. En la anterior legislatura, en la que la alcaldía era compartida por ANV y EA, ya hubo un proyecto de revitalización de este entorno.
De hecho, los anteriores gestores municipales redactaron hace tres años un plan consistente en mejorar una parcela de 7.500 metros cuadrados de este barrio busturitarra. Entre los trabajos previstos se incluía la restauración de la plazuela para transformarla en un espacio público al aire libre que posibilitara su utilización en el marco de las fiestas patronales y como área recreativa equipada de tal forma que esté en armonía con su paisaje.
El Ayuntamiento también preveía la restauración de la construcción adosada a la ermita en su pared sur para su uso como refugio y la recuperación del antiguo camino público que discurre desde Paresi al caserío Beltuene. La rehabilitación del antiguo horno del caserío Paresi-zahar situado al sur de la emita, la creación de un aparcamiento con capacidad para quince plazas y un parque infantil eran otras de las pretensiones municipales. La actuación requería un desembolso de 115.000 euros, aproximadamente.