Bermeo suprime la limitación de distancia entre los bares del casco viejo

2013/06/25

El Ayuntamiento ha aprobado también poner freno a la venta de vehículos en la vía pública

I. ASTUI-EL CORREO|

El Ayuntamiento de Bermeo deja vía libre a la apertura de establecimientos hosteleros en el casco viejo al eliminar la distancia mínima entre ellos. La Corporación aprobó en la última sesión plenaria iniciar la modificación de la ordenanza sobre instalación y funcionamiento de actividades hosteleras y similares. El objetivo de esta iniciativa es «impulsar la actividad económica y favorecer la creación de riqueza y empleo», según explicó la alcaldesa de la localidad, Idurre Bideguren.

En la actualidad, los establecimientos que venden alcohol para su consumo inmediato emplazados en el área histórica de la villa deben respetar una distancia de veinte metros entre ellos. «Hubo una época en la que esta exigencia tenía sentido por la saturación de bares en la zona, pero hoy en día consideramos que la norma tiene que ser más flexible en ese sentido. Además, responde también a la petición que nos han hecho algunos hosteleros», aseguró Bideguren.

La modificación de la ordenanza, aprobada por los dos grupos políticos que conforman el Consistorio -Bildu y PNV-, afectará a las actividades o establecimientos incluidos en los grupos 1, 2 y 3 y entre los que se clasifican locales como tabernas, chocolaterías, restaurantes, asadores, pubs o karaokes.

Tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) a partir de los próximos días se abrirá un periodo de alegaciones previo a la aprobación definitiva del cambio de norma.

«Práctica extendida>»

En la misma sesión plenaria, por otro lado, la Corporación decidió poner freno a la venta de vehículos en las calles, una práctica cada vez más extendida en el municipio. Para ello acordó iniciar los trámites para introducir una nueva norma en la ordenanza reguladora del tráfico que prohíba de manera expresa estacionar un vehículo en la vía pública para su venta.

«Cada vez es más habitual encontrarse con coches aparcados con el cartel de ‘Se vende’ que ocupan plazas de aparcamiento durante largos periodos. Muchos, además, los estacionan en lugares de paso estratégicos o muy próximos a los concesionarios de vehículos donde saben que acudirá gente a adquirir un coche», explicaron las fuentes municipales.