BERMEO SE CONVIERTE EN UNA MAREA NARANJA PARA APOYAR A LAS Y LOS NIÑOS CON CANCER INFANTIL

2014/02/24
marea laranja

El 15 de febrero fue el día internacional del cáncer infantil y, por ello, el pasado viernes y gracias a una iniciativa ciudadana, el pueblo de Bermeo se ha convertido en una marea naranja para mostrar su solidaridad, apoyo y ayuda a las y los niños que padecen esta enfermedad, así como a sus familiares.

De esta manera, cientos de personas, niños y niñas y mayores, han participado vestidos de naranja en una concentración silenciosa. Tras esta concentración, se ha realizado un acto muy emotivo en solidaridad con las y los niños que padecen cáncer enel quehan participado las miembros de Aspanovas Luchi y Mari José Martínez, la alcaldesa de Bermeo, Idurre Bideguren, Ibai un niño bermeano que ha superado la enfermedad, e Iraia y Nerea, hermana y tía de Ibontxu. Alumnos y alumnas del centro San Frantzisko han dedicado también unas poesías a Ibontxu para transmitirle ánimo y fuerza.

Bideguren ha explicado que con este acto el pueblo de Bermeo quiere trasladar su implicación, respeto y sensibilización con el cáncer infantil, al tiempo que ha destacado la importante labor que realiza Aspanovas. Asimismo, Mari José Martínez miembro de Aspanovas ha destacado la importancia de ser donante de médula, ya que puedes salvar vidas, al tiempo que ha animado a la ciudadanía a informarse sobre la donación.

Iraia y Nerea han agradecido en nombre de toda la familia de Ibontxu la solidaridad, el apoyo y la ayuda recibida del pueblo de Bermeo, de quien han dicho estar “muy orgullosas”.

Por la tarde, el pintxo pote de los viernes también se convertió en una marea naranja. Los bares y establecimientos han colocado unas huchas y el dinero que se recaude en las mismas irá destinado a Aspanovas. Por otra parte lo que se recaude con el  dinero recaudado con las camisetas ‘Eutsi gogor’ ira destinado a la asociación de niños con cáncer de Bizkaia.

El pueblo de Bermeo quiere estar junto a las y los niños con cáncer, así como con sus familiares. “Eutsi gogor Ibontxu”.