BERMEO PRECISA AYUDA PARA RECUPERAR LA ZONA AFECTADA POR EL INCENDIO

2013/10/14

 

EL CORREO-I. Astui|

La alcaldesa espera  que el Gobierno central declare zona catastrófica los trece edificios que fueron pasto de las llamas hace medio año

Seis meses después de que el casco viejo de Bermeo se viera envuelto en el mayor incendio urbano registrado en Bizkaia en las tres últimas décadas, el Ayuntamiento de la localidad espera que sea declarado zona catastrófica. El fuego, que se declaró el 11 de abril en una de las plantas del edificio número 23 de la calle Nardiz tar Jon, arrasó por completo tres inmuebles y causó daños importantes en otros ocho.  Dos edificaciones anexas también han sufrido afecciones, «aunque de menor medida, como grietas en las paredes», según informó ayer la alcaldesa de Bermeo. Idurre Bideguren apeló a la colaboración intitucional y a la necesidad de ayudas económicas. «Es imprescindible que nos lleguen las subvenciones para seguir en la dura tarea de recuperar el casco viejo», recordó

La regidora informó que el Ayuntamiento está «siguiendo todos los trámites exigidos por la ley, lo que nos lleva a pensar que  el Ministerio pondrá en marcha los mecanismos que faciliten las ayudas para paliar los daños que ocasionó el incendio». De momento, sin embargo, admitió no haber recibido «noticias al respecto».

A la espera de que lleguen estas «imprescindibles» ayudas, ya se están llevando a cabo los trabajos de restauración de los edificios que quedaron calcinados, «salvo en el caso del inmueble en el que se originó el incendio y en el de la Casa Consistorial», reseñó Bideguren.  La regidora aseguró que es «muy difícil» en estos momentos poner fecha a la rehabilitación total de la ‘zona 0′. «Hay que tener en cuenta que cada comunidad dirige su proyecto de edificación, por lo que lleva su ritmo», aclaró.

Sin Ayuntamiento hasta 2016

Queda pendiente también la rehabilitación de la Casa Consistorial, que quedó gravemente afectada por las llamas y obligó a trasladar los servicios municipales a la Casa de Cultura de la localidad. La alcaldesa de Bermeo espera que se pueda ocupar de nuevo a principios de 2016. «De momento, contamos con un proyecto básico y esperamos tener listo el de ejecución para fin de año», adelantó.

Los responsables municipales quieren comenzar las obras el año que viene, pero para ello «necesitamos de financiación por lo que estamos esperando que nos llegue cuanto antes la confirmación de las ayudas a las que se comprometió darnos la Diputación».

La institución foral, por su parte, ha decidido prorrogar hasta finales de año el alquiler de las viviendas  situadas en el barrio San Martin, en las que se alojan 25 familias. Entretanto, se estudia la situación personal de cada familia y su patrimonio para determinar «si pueden continuar en estas viviendas de cara al año que viene o si se les da opción de alquiler o compra, porque ya que hay una familia entre los afectados interesada en esa posibilidad», adelantó Bideguren.

La asociación Bermeo Sutan 2013, que agrupa a las setenta familias afectadas por el incendio del casco viejo, estimó en su día que la reconstrucción de los edificios de la calle Nardiz tar Jon «costará alrededor de 7 millones de euros».

El colectivo de damnificados del casco viejo de Bermeo ha conseguido hasta el momento  recaba alrededor de «100.000 euros» a través del más de medio centenar de iniciativas solidarias que se han llevado a cabo tanto en Bermeo como en otros puntos de la geografía vasca e inclusodel Estado para ayudar a las personas afectadas.