BERMEO CONSENSUARA UNA NORMATIVA PARA REGULARIZAR EL USO DE LAS LONJAS JUVENILES

2013/07/15

EL CORREO-Iratxe Astui

EL PROCESO PARTICIPATIVO CON JOVENES, PROPIETARIOS DE LOCALES Y VECINOS EN GENERAL PARA ELABORAR LA FUTURA ORDENANZA COMENZARA EN OCTUBRE

Consensuar una normativa que regule el uso de las lonjas juveniles de Bermeo, una tendencia al alza que ha generado numerosos problemas de convivencia en la villa marinera, será la misión del nuevo equipo de trabajo que pondrá en marcha el Ayuntamiento, dentro de su proceso de participación ciudadana, conocido como ‘Bermeon erabaki’. Para ello, el Consistorio se reunirá con los jóvenes del municipio, así como con los propietarios de locales y vecinos en general que quieran aportar ideas para la elaboración del futuro reglamento. El encuentro tendrá lugar el próximo mes de octubre.

«Tenemos que dar un paso adelante en esta cuestión para establecer una normas a fin de reducir en lo posible las molestias que se generan en algunos casos en torno a los txokos juveniles y mejorar así la convivencia entre las partes afectadas», explicó el concejal del departamento de Participación, Juan Karlos Agirre. Además de las limitaciones de horario, ruidos y limpieza, los encuentros también servirán para determinar las condiciones mínimas que deben cumplir las instalaciones para que los jóvenes puedan utilizarlas después como espacios de ocio.

«En este sentido, algunos propietarios ya han mostrado su interés por informarse sobre cómo acondicionar debidamente su local antes de darlo en alquiler a una cuadrilla», señaló Agirre. Bermeo no es el primer municipio de la zona que elabora una ordenanza para regularizar el uso de las lonjas juveniles tanto en Busturialdea como en Lea Artibai. De hecho, Gernika fue la primera localidad en crear su propia normativa, aunque los resultados no han sido todo lo buenos que se esperaba, y Lekeitio también ha iniciado un proceso participativo con el mismo fin.

Plan de convivencia

Bermeo, por otra parte, se encuentra a punto de concluir de manera definitiva la redacción de un Plan de Convivencia, diseñado a partir de las aportaciones e ideas sugeridas por los propios vecinos de la localidad en el marco del proceso de participación ciudadana que se puso en marcha hace un año y medio en el municipio. «La ordenanza tiene como fin defender los lugares públicos del municipio como espacios para la convivencia y comportamientos sociales», señalaron fuentes municipales.

Además, dentro del proceso participativo «a través del que los propios bermeotarras dibujan cómo quieren que sea su pueblo en los próximos años», se han creado grupos de trabajo y se ha debatido durante el último año en torno a otros temas como el Desarrollo Social, Cultura e Identidad, Economía y mundo laboral y Medioambiente. Los vecinos también han dado los primeros pasos para definir el futuro desarrollo de tres zonas del municipio -Zarragoitxi, Adubidxe e Ibarreta- que quedaron en suspensión dentro del Plan General de Ordenación Urbana.