Bermeo busca trazar un enlace a la variante

2014/01/13

DEIA| El PNV pide crear una comisión para elaborar un proyecto de conexión entre la circunvalación y la calle Tellaetxe’tar Josu. El grupo de trabajo contaría con dos partidos y los técnicos municipales

Las máquinas, como desde julio de 2012, siguen trabajando día a día para construir la variante de Bermeo, un proyecto viario fundamental para aligerar el paso del intenso tráfico de las calles de la villa marinera. Sin embargo, el Consistorio podría formar en breve una comisión municipal para trabajar, también, otro aspecto que los vecinos consideran fundamental: trazar una alternativa que permita la construcción de un enlace directo desde la circunvalación al casco urbano a través de la calle Tellaetxe’tar Josu. El PNV ha lanzado el guante a Bildu, que dirige la administración local, para que sumen fuerzas en una comisión de trabajo local.

“El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) aprobado en diciembre de 2012, y que vertebra el urbanismo del municipio, ya recogía la posible creación de este acceso”, señalaron los jeltzales bermeotarras, que presentaron su propuesta durante la última sesión plenaria. “Es competencia del Ayuntamiento crear ese enlace viario hacia la variante que construye la Diputación Foral de Bizkaia”. Siendo también una petición ciudadana, esa necesidad se ha traducido en la puesta en marcha de una campaña de recogida de firmas abierta a la ciudadanía, e impulsada por un grupo vecinal -Bermeo Bizirik-, que ha dirigido sus miras a la entidad foral. La administración local, dirigida por Idurre Bideguren, también ha hecho lo propio durante los últimos meses para que el citado acceso vial fuera tomado en consideración.

Labor del Equipo de Gobierno sería, según la oposición, “elaborar el proyecto constructivo, obtener los terrenos necesarios y conseguir la financiación de otras instituciones públicas para poder ejecutar” un vial que serviría para dar tanto una salida como una entrada directas a la variante a aquellos vecinos de las zonas de Askatasun Bidea, Artike o Erreñe Zubi, entre otros céntricos emplazamientos. Tanto Bildu como PNV, únicos partidos en el Ayuntamiento, coinciden en la necesidad de habilitar esa infraestructura al calificarla de “indispensable y estratégica”. En lo que respecta a la entidad foral, y a través de su Departamento de Obras Públicas y Transportes, los jeltzales bermeanos señalaron que “dejarán construida la plataforma para poder ejecutar el vial de entrada y salida”. Según su portavoz, Aritz Abaroa, “aún así el Ayuntamiento de momento no maneja ninguna previsión para habilitar esa conexión”, terció. “No puede mirar hacia otro lado cuando es de su competencia”, agregó.

La comisión de trabajo municipal contaría con la participación de dos representantes por cada partido presente en el Consistorio -Bildu y PNV-, además de contar con la asistencia de los técnicos municipales de diferentes áreas. Sus objetivos pasarían, sobre todo, por “establecer un plan de trabajo” a varios meses vista. Durante ese tiempo, ambas formaciones podrían fijar una postura común para defender el proyecto en las instituciones donde fuera necesario.

Situada en el núcleo sur de la localidad, la circunvalación unirá en abril de 2015 -cuando, tras 33 meses de plazo estimado de ejecución se pueda completar la infraestructura- las carreteras BI-631 hacia Mungia y la BI-2235 hacia Gernika-Lumo gracias a los 50 millones de euros de inversión foral. Intercalando varios falsos túneles, desmontes, viaductos y túneles, siendo el más amplio el que pasará bajo el monte Gainzabala con el vial de 710 metros de longitud.

Además del tronco de la variante, fuentes forales aseguraron que se construirá un nuevo acceso desde la carretera de Sollube a la rotonda oeste y un enlace a la rotonda del polígono de Landabaso, junto a la gasolinera. Por último, y como continuación a la circunvalación, la Diputación también prevé habilitar un vial peatonal entre Bermeo y Mundaka, con una acera de hasta 2,5 metros por la margen derecha del vial, que estará compuesto por tres tramos diferenciados de un kilómetro de distancia.

La cifra

· Grupo de trabajo. El PNV ha lanzado el guante a Bildu para constituir una comisión compuesta por políticos y técnicos que elabore el proyecto para conseguir financiar un nuevo acceso a la variante de Bermeo desde el casco urbano.

· “Responsabilidad municipal”. La formación jeltzale ha señalado que la construcción del vial -incluida en el PGOU aprobado en 2012- es competencia del Ayuntamiento.

· Petición vecinal. Una plataforma de vecinos está recogiendo firmas para solicitar a la Diputación vizcaina que acometa la infraestructura.

· 50 millones de euros. Es el desembolso de la Diputación para la construcción de la variante de Bermeo.