BERMEO ACTIVARA EN OCTUBRE LAS TARJETAS PARA VIAJAR EN EL AUTOBUS

2013/09/24

 EL CORREO- Iratxe Astui|

Su obtención beneficiará de descuentos en cada viaje, que subirá a 90 centímos a partir del próximo mes.

El Ayuntamiento de Bermeo implantará, a partir del próximo día de octubre, el uso de una tarjeta para abonar los viajes del autobús urbano, Bermibus. La iniciativa tiene como fin «agilizar y hacer más cómodo a los usuarios la operación de abonar el billete en el autobús, además de ofrecerles la ventaja de que paguen menos dinero por cada viaje que realicen», señaló el concejal de Servicios, Juan Karlos Agirre.

Los poseedores de la nueva txartela se beneficiarán de una reducción de ente el 22 y el 44% del precio fijado para cada trayecto, que a partir de octubre subirá a 90 céntimos de euro. «Los viajeros que dispongan del nuevo pase seguirán pagando 70 céntimos como hasta ahora», explicó Agirre.

El Ejecutivo local tramitará dos tipos de tarjetas. Así, habrá una de color azul, que podrán solicitarla los mayores de cuatro años, y otra de color rojo, que se distribuirá entre los jubilados y las personas que se encuentren en situación de desempleo.

«A estos últimos se les aplicará una reducción mayor, por lo que tan solo tendrán que abonar 50 céntimos por viaje», detallaron las mismas fuentes.

Servicio deficitario

Las personas interesadas en solicitar su correspondiente billete de Bermibus, que se activará por contacto, al estilo de la Barik que se utiliza en el resto de la red de transporte público de Bizkaia, podrán hacerlo en el mismo Bermibus.

«Los jubilados deberán presentar su tarjeta de la seguridad social, mientras que las personas que se encuentran en paro deberán acudir primero a las oficinas municipales de Berh@z para acreditar su situación», informaron. Cada tarjeta costará dos euros y permitirán realizar cargas de 5, 10 y 20 euros.

El Ayuntamiento de Bermeo iniciará en breve una campaña informativa sobre el nuevo sistema de pago. El autobús urbano, que echó a andar en abril de 2010, cuenta con un total de quince paradas que permiten conexionar la zona alta y baja de la localidad.

El servicio funciona en horario de mañana y tarde, de lunes a viernes, si bien supone un déficit «de unos 100.000 euros» al año, según matizaron los responsables municipales. «Pero consideramos que hay que mantenerlo porque es primordial para muchos vecinos», apreciaron.

El coche cuenta con 24 asientos y la posibilidad de que viajen de pie 32 personas más. Dispone, además, de dos espacios reservados para sillas de ruedas. y de cuatro. para que se sienten personas con otro tipo de discapacidades, así como ancianos o embarazadas.