BERMEO ABRE LA VEDA PARA REDUCIR SU POBLACION DE GAVIOTAS URBANAS

2013/05/15

EL CORREO-Iratxe Astui|

LA CAMPAÑA DE CONTROL DEL PASADO AÑO SE SALDO CON LA RETIRADA DE UN TOTAL DE 80 NIDOS Y 180 HUEVOS DE LOS TEJADOS DE LA VILLA

Bermeo ha conseguido en los últimos años controlar el avance de la colonia de gaviotas urbanas que sobrevuela la villa marinera y que tantas molestias ocasiona a los vecinos, sobre todo a partir de esta época del año. Con el fin de mantener a raya la población de estas aves en el casco urbano, el Ayuntamiento ha puesto en marcha de nuevo la campaña para la retirada de nidos y huevos de los tejados. «Es indispensable realizar una inspección periódica ya que de lo contrario nos invadirían», señalaron fuentes municipales.

El equipo de profesionales de la empresa Euskal Falcon, encargada de llevar a cabo esta labor, logró erradicar el pasado año un total de 80 nidos de gaviotas en la localidad costera. Esta cifra supone una reducción de casi el 38% con respecto a la campaña llevada a cabo un ejercicio antes. En cuanto a la retirada de huevos, también se registró una reducción notable, ya que mientras que en 2011 se lograron eliminar 341, su número disminuyó a 180 en 2012. «Gracias al control de natalidad llevado a cabo, sabemos a ciencia cierta que la mayor parte de la población del municipio está controlada, dejando algunos nidos aislados que por diferentes causas no se pueden retirar», apuntan desde Euskal Falcon.

La mayor cantidad de nidos de ‘patiamarilla’ se localizaron una vez más en los edificios situados en el casco viejo de la localidad como Etxebarria tar Kresentzi, Intxausti, Bidebarrieta y Talakoetxea. No obstante, también se tuvo que intervenir en zonas altas como Bizkai Buru y Benito Barrueta, así como también en Kurtzio kalea. Desde el Consistorio bermeotarra han solicitado a los vecinos que en el caso de advertir la presencia de este tipo de aves en los tejados o canalones de sus bloques de viviendas lo comuniquen cuanto antes en la oficina de la ventanilla única de Berh@z o llamen al número de información local 010.

Época reproductiva

Asimismo reclaman a los ciudadanos que «no den de comer ni a las gaviotas ni a las palomas, como se acostumbra muchas veces». La campaña de retirada de nidos y huevos se concentra entre este mes y el siguiente, «ya que coindice con su época reproductiva», detallan los expertos. La gaviota es un ave monógama que forma parejas estables para toda la vida y que en cada puesta deposita entre uno y tres huevos. «El año pasado, la tasa media de la primera puesta fue de 2,38 huevos por nido, mientras que la de la segunda puesta fue de 2,12», detallaron. Puede vivir entre 25 y 30 años y apenas tiene depredadores. Su estado de incubación suele ser de más de siete días.