Bermeo abre la puerta a los hosteleros para que saquen la música a la calle en fiestas

2012/12/07
El Consistorio tramitó 18 expedientes por incumplir el horario de cierre y poner bafles en el exterior durante los pasados ‘andramaris’ 
MAIKA SALGUERO-EL CORREO|
El Ayuntamiento de Bermeo analizará y valorará la petición de que los hosteleros de la villa puedan colocar música en el exterior de sus locales durante la celebración de los ‘andramaris’, «siempre y cuando se proponga en las comisiones, se debata y se llegue a un consenso», aseguró la alcaldesa de la localidad, Idurre Bideguren. La decisión responde a una consulta realizada por el PNV, único partido de la oposición en el Consistorio, durante el último pleno en la que denunciaba el «follón» creado las pasadas fiestas patronales debido a la prohibición municipal de instalar altavoces y organizar conciertos fuera de los bares.

«Tenemos que estudiar en profundidad los pasos a seguir para que el próximo año no suceda lo mismo y ser flexibles en cuanto a horarios e instalación de música en días puntuales como el 8 de septiembre», aseguró el portavoz peneuvista y ex máximo mandatario de la villa, Xabier Legarreta. El actual equipo de Gobierno -Bildu- se mostró partidario de «trabajar conjuntamente las propuestas de los hosteleros a partir de ahora. Pero en las pasadas fiestas no se cumplió la normativa y por ello la Policía Municipal se vio obligada a actuar cumpliendo con su labor», indicaron.
En total, el Consistorio bermeotarra abrió 18 expedientes por no respetar los horarios de cierre fijados, así como por colocar bafles en la calle sin el obligatorio permiso. «Existe una ordenanza municipal aprobada para que se cumpla y en los pasados ‘andramaris’ no se acató. Tenemos que tener claro que debemos regular para hosteleros y residentes», apuntaron desde el Ejecutivo local. Respecto a la posible ampliación del horario «hay que tener mucho cuidado porque en este tema suelen producirse muchas quejas vecinales», añadieron.
Pequeños conciertos
Algunos hosteleros afectados pusieron en marcha hace meses una campaña de recogida de firmas para que se modifique la normativa sobre bares y establecimientos hosteleros y «podamos sacar los bafles a la calle en fiestas como hacen por ejemplo en las txosnas», reclamaron. Aseguran que la prohibición municipal en los pasados ‘andramaris’ les ha ocasionado numerosas pérdidas.
En años anteriores, algunos de los establecimientos ubicados en la zona del puerto deportivo de la localidad, por ejemplo, organizaron pequeños conciertos en directo en el exterior durante diferentes jornadas festival que generaron una importante animación callejera.