Arratzu habilitará en Barrutia un centro de equipamientos docentes y asistencial

2012/12/18
El PGOU de la localidad prevé centralizar el crecimiento urbano en los barrios de Belendiz y Loiola para proteger los núcleos rurales 
EL CORREO- MAIKA SALGUERO |
El avance del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Arratzu, documento que sienta las bases del modelo de desarrollo del municipio, concentra el crecimiento urbano en los dos núcleos de población existentes en la actualidad: Loiola y Belendiz. «De esta manera, el Ejecutivo local protegerá los suelos rurales de otras barriadas y mantendrá aquellas urbes donde se concentran los habitantes y las zonas residenciales», aseguraron fuentes municipales. Asimismo, el plan incluirá la creación de un gran centro de equipamientos en Barrutia donde se ofrecerán servicios supramunicipales, docentes y de carácter asistencial.

Una de las prioridades de la hoja de ruta que pretende marcar la Administración arratzuarra, por tanto, es la protección del caserío y las extensiones rurales que garantizan el futuro del sector primario. El documento incluye, como otro de los asuntos de interés, la adquisición del caserón de Loiola para acondicionarlo y darle un uso público. Su finalidad, sin embargo, se encuentra todavía por definir. Dentro de los núcleos rurales, el avance propone cumplir la normativa existente en materia edificatoria y, por ello, sólo se podrá construir en siete parcelas de Gorozika, seis en Uarka y cuatro en Elexalde. «Una parte de este suelo se reservará para vivienda tasada», añadieron. Por lo que respecta a la comunicación viaria, el Consistorio plantea la ejecución de caminos peatonales para conectar los diferentes barrios y mantener los carreteras y la red de bidegorris existente.
Patrimonio cultural
La protección y el fomento del patrimonio cultural de Arratzu, como el Camino de Santiago y el yacimiento de Arrola, serán otras de las prioridades. El PGOU ha sido presentado a los vecinos a través de charlas informativas con el fin de que conozcan este instrumento que diseñará el urbanismo de la localidad en la próxima década.
A partir de ahora, los residentes podrán formular sus sugerencias e incluir aquellas dudas o reclamaciones dentro del periodo de exposición pública. Hasta ahora, Arratzu se ha regido por las Normas Subsidiarias aprobadas en 2004 y, «aunque es una fecha relativamente reciente, es necesaria su modificación para adecuarlas a la actual coyuntura económica y legal», manifestaron.