Arrancan las obras de restauración de la ermita de Kurtzio en Bermeo

2013/01/14

IRATXE ASTUI-EL CORREO|

El Obispado de Bilbao ha dado inicio esta semana a la tan esperada obra de restauración de la histórica ermita de la Cruz y Santa Marina de Kurtzio, en Bermeo, que desde hace casi tres décadas ha permanecido en pésimo estado de conservación. La remodelación del templo, que se encuentra ubicado entre bloques de viviendas, en pleno centro urbano, consistirá fundamentalmente en la renovación de su maltrecho tejado, que cuenta con una superficie de unos 280 metros cuadrados, así como en la sustitución de la estructura de madera del techo.

«Ya era hora de que hicieran algo porque durante años las viviendas que se encuentran anexas han sufrido problemas de humedad muy serios», señaló una vecina de Kurtzio. Tras reponer la cubierta, el plan de restauración del templo incluye también la limpieza de las fachadas exteriores de piedra, que actualmente se encuentran ennegrecidas y llenas de vegetación por el paso del tiempo, mediante el sistema de chorro de agua y arena. Los trabajos contarán con un presupuesto aproximado de 70.000 euros, que serán sufragados entre el departamento foral de Patrimonio, el Obispado y la parroquia de Santa Eufemia de Bermeo.
Futuro uso
Tras la ejecución de las obras del exterior está prevista la realización de una segunda intervención en el subsuelo del templo con el fin de que los investigadores puedan dar continuidad a las catas de urgencia llevadas a cabo anteriormente y que permitieron descubrir restos óseos. Por otra parte, un grupo compuesto por una quincena de bermeotarras ha constituido recientemente la agrupación Kurtzio Ermita Taldea con el fin de definir el modelo de puesta en valor y futuros usos del templo de más de siete siglos de antigüedad.