Animalistas plantan cara a la «amenaza» de sacrificar 9 perros y un gato en Gernika

2013/11/29

Califican de «chantaje» la propuesta de adopción lanzada por el Consistorio «para evitarse los gastos de mantenimiento de los animales»

EL CORREO-IRATXE ASTUI|

El reciente llamamiento del Ayuntamiento de Gernika para la adopción de nueve perros y un gato abandonados en la villa foral con el ultimátum de que si no encuentran una nueva familia de acogida «serán sacrificados» ha provocado el enfado y la indignación de varias asociaciones animalistas de Bizkaia, y también el de algunos vecinos. «Se trata de una amenaza en toda regla que, además, incumple la Ley de Protección de Animales del País vasco. Matarlos porque sí, no tiene justificación», denunciaron desde el Colectivo antitaurino, A.P.A. SOS Bilbao, APROVA, ASAAM, Puppy Bilbao y Zaunk.

Estas agrupaciones recibieron hace unos días un decreto del Consistorio en el que se les consultaba si estarían interesados en asumir la tutela de estas diez mascotas sin dueño, con la apostilla de que «dicha adopción no deberá generar gastos al Ayuntamiento». La propuesta ha sido calificada como «un chantaje a las protectoras para que nos hagamos cargo de estas diez víctimas inocentes, pero eso sí, sin que le suponga ningún coste. Ni siquiera el de su mantenimiento», denunciaron.

Además, también han mostrado su malestar por el «insuficiente» plazo marcado para iniciar una campaña con el objeto de captar a nuevos dueños para estas mascotas. «El comunicado nos llegó el pasado viernes y la fecha límite para salvarlos del sacrificio expira mañana», detallaron. La gestión de los animales abandonados «es responsabilidad de los ayuntamientos, cubierta económicamente con los impuestos», aseguran los denunciantes.

En el fondo del asunto se encuentra también el contencioso legal que el Ejecutivo de la villa foral mantiene con la empresa Zaunk, anterior adjudicataria del servicio de recogida de animales, con la que rompió el acuerdo hace unos meses. De hecho, los nueve ejemplares que el Consistorio «amenaza» con sacrificar están en sus instalaciones desde hace medio año y «los estamos manteniendo de nuestro bolsillo porque desde que nos rescindieron el contrato no han pagado un euro», denunció el director de la firma, Gorka Fernández.

Un juez acaba de dar la razón a Zaunk en esta disputa y ha obligado al equipo de Gobierno gernikarra a pagar la parte que le quedaba pendiente del contrato, así como la manutención de los nueve perros y el gato atendidos durante este tiempo. La disputa legal, sin embargo, puede tener continuidad porque Zaunk está dispuesta a llegar hasta el final para salvar a estos animales. «No vamos a sacrificarles. En el caso de que se los lleven, se le solicitará al Ayuntamiento de Gernika el número de colegiado del veterinario que vaya a matarles y se pondrá esa decisión en manos de la Fiscalía por un posible delito contra Ley de Protección Animal del País Vasco», adelantaron.